La historia que están a punto de conocer, no se trata de ningún guion de alguna película del tipo comedia romántica; sin embargo, una vez más la realidad supera a la fantasía. Dos mujeres en China se peleaban el amor de un hombre, así que decidieron aventarse a un río, y de esta forma, sabrían quién sería la dueña del corazón de aquel caballero.

Los protagonistas de ésta aventura son 3: Wu Hsia -el hombre en discordia-, Rong Tsao -novia actual- y Jun Tang -exnovia enfurecida-. De 21, 22 y 20 años de edad respectivamente.

Los problemas comenzaron cuando el joven Wu terminó con el largo noviazgo que sostenía con Jun Tang. Ésta quedó muy dolida por el abandono, pero sobre todo porque él inició una relación con Rong Tsao a muy poco tiempo de su rompimiento.

La exnovia estuvo presionando por 3 meses a Wu Hsia para que regresara con ella. Esto causó que el joven se confundiera, ya que ambas mujeres exigían ser el único amor, es por esa razón que le pidieron que se decidiera.

Luego del paso de esos 3 meses, y al no tener una solución clara, las citó a las dos en un parque para tener una plática entre todos y de esta forma poder resolver las cosas como la gente decente.

"En cuanto llegamos al parque, ambas empezaron a discutir y a gritarme de manera desesperada. La verdad me sentía muy confundido y pensé que hablar los 3 sería la mejor manera de arreglarlo", afirmó Wu Hsia al tabloide The Mirror.

En medio de la discusión y por todo el alboroto que estaba ocurriendo, la exnovia saltó al río y le gritaba para que la salvara, pero Rong Tsao no se iba a quedar atrás y también se aventó al agua.

Ambas pedían auxilio a gritos y el joven de por sí ya indeciso y nervioso tardó en reaccionar para saber a cuál de las dos salvaría.

"Las dos estaban como locas y gritándome que las ayudara, mi novia me gritaba que era ella o mi ex; así que decidí salvar a mi actual pareja", explicó al mismo medio.

Wu Shia llamó a gritos a su hermano que se encontraba cerca del lugar para que salvara a la otra mujer. Por fortuna, nadie salió lesionado, las mujeres fueron llevadas a un hospital por parte de las autoridades que resguardan la seguridad en el parque y fueron dadas de alta en cuestión de horas.

"Parece que él es retardado mental, no podía decidirse por ninguna de las dos, así que por eso decidí lanzarme al río y saber a cuál prefería salvar. Lamentablemente no me salvó a mí, pero al menos logré que se decidiera y dejara de estar jugando al tonto", concluyó Jun Tang.

Sin duda alguna podemos decir que, algunas mujeres son igual de intensas aquí y en China, y que algunos hombres son igual o más indecisos en cualquier parte del mundo.