El Estado Islámico ha ejecutado una campaña mediática para reclutar jóvenes a sus filas y la estrategia ha atraído tanto a mujeres como a hombres.

El 17 de febrero, tres chicas adolescentes abordaron un avión a Turquía desde Londres y posteriormente fueron introducidos de contrabando a Siria con la esperanza de unirse al grupo militante, según la BBC.

Antes de su partida, Shamima Begum, 15, Amira Abase, 15 y Kadiza Sultana, 16, pudieron haber estado en contacto con el reclutador del Estado Islámico Aqsa Mahmood, un nativo de Escocia de 20 años de edad, que se conoce con el nombre de Umm Layth (lo que se traduce como 'Madre del león').

Las tres chicas siguen los pasos de decenas de otras mujeres de Europa y EE.UU., que han viajado a Siria en los últimos meses para unirse al Estado Islámico, un fenómeno que la activista de derechos de la mujer Sara Khan dice que está lejos de detenerse.

Khan hizo un llamado a través de una carta a todos los aspirantes al Estado islámico, titulada "Una carta a jóvenes musulmanas que están considerando abandonar el Reino Unido para unirse a ISIS," y la publicó el sábado pasado en Inspire, una ONG que trabaja para combatir el extremismo y la desigualdad de género.

"Querida hermana…" escribe Khan: "Usted no me conoce, pero yo también soy británica y musulmana. Seguramente algunos de sus amigos podrían haberse reunido con ISIS y otros también estén considerando hacerlo."

Khan relata en su escrito lo atractivo de los Estados Islámicos y las promesas vacías de brindar a las mujeres casas, maridos y una conexión con Dios, todo lo cual asciende a mentiras "en el más perverso de los caminos".

Y continúa escribiendo: "El hecho de que estos mentirosos estén vestidos con ropa religiosa, hablen en un lenguaje religioso, y reclamen que se habla en nombre de Dios no cambia el simple hecho de que estén mintiendo a través de una burda manipulación de las enseñanzas de nuestra fe (…) Y la idea de que la destrucción de su vida, por un montón de mentiras es lo que me motiva a escribir esta carta. Ya que ustedes merecen saber la verdad y vivir una vida plena y feliz (…) lo más importante, el viaje en las filas del Estado Islámico es una sentencia de por vida para la mayoría de quienes se unen a ellas". "Las mujeres jóvenes que se han dando cuenta del error de haber tomado ese camino, han tratado de escapar, pero muchas han fracasado", continúa Khan. "La capacidad de cumplir los sueños que puderon haber tenido alguna ve,z se irán disolviendo a medida que descubren cómo su identidad y libertades han sido negadas y reprimidas".

Por estas razones, dice, las mujeres musulmanas deben apoyarse mutuamente en el rechazo contra la "ideología venenosa." #Internet