Un terremoto de 6.8 grados estremeció la zona comprendida entre la isla de Taiwan y el archipiélago de Ryukyu en el sur de Japón. No se registraron pérdidas humanas, ni afectaciones materiales.

Las autoridades niponas comunicaron este lunes por la mañana, que las alertas de tsunami que se activaron por el movimiento telúrico quedaron definitivamente sin efecto. Según reportes locales el evento se presentó a las 9:42 hora local, en la zona marítima al este de la ínsula de Taiwán, a unos 71 kilómetros de la urbe de Hualian y a cerca de 852 kilómetros de la ciudad de Hong Kong.

Tras haberse registrado el terremoto, autoridades taiwanesas difundieron que el fenómeno fue percibido en Taipei, capital de esa isla asiática, así como también en varios lugares del este, centro y norte de esa nación, sin que fueran reportados lesionados, fallecidos o afectaciones materiales.

Las alertas de tsunami se dispararon cuando el evento telúrico de 6.8 grados en la escala de Richter, agitó la ínsula de Okinawa en la región suroeste de la nación nipona. La fuerza del fenómeno causó alarma entre los pobladores de la región, según lo reportado por la cadena televisiva NHK.

Poco después circuló la alerta de tsunami, emitida por la agencia nipona de meteorología, especialmente dirigida a las islas del sur del Japón. No obstante, esta mañana el mismo organismo anuló dicha alarma, descartando cualquier posibilidad de aumento de la marea o agitaciones marinas derivadas del terremoto.

Cabe recordar que Japón registró un diminuto tsunami el pasado mes de febrero, pero este último no tuvo punto de comparación con el maremoto que se presentó el 11 de marzo de 2011, el cual llegó a alcanzar varios metros de altura en ciertas zonas y causó afectaciones a más de 18 mil personas.

Japón está ubicado en el cruce entre cuatro placas tectónicas y año con año registra por lo menos el 20 por ciento de los terremotos más intensos que acontecen en la Tierra.

El movimiento telúrico de 6.8 grados, fue seguido por una réplica de aproximadamente 5 grados, la cual se percibió siete minutos después del primer fenómeno.

El sismo más grave de los últimos años en Japón tuvo lugar el 21 de septiembre de 1999. Fue de 7.6 grados y derivó en el fallecimiento de 2,400 personas.

#Tendencias