La revista People eligió a la actriz Sandra bullock como la mujer más bella del presente año. Sin embargo, la actriz estadounidense de 50 años, recibió con poco entusiasmo esta distinción. Sandra ganadora de un Oscar en 2010, agradeció la nominación, aunque dijo que le provocó risa, "Las personas que encuentro más bellas son aquellas que no están intentando serlo", declaró a la revista.

Pero, ¿qué hace realmente bella a una mujer?, ¿es sólo su aspecto físico? Especialistas en el tema afirman que la verdadera #Belleza nace de nuestro interior, con el desarrollo de nuestras cualidades y con los sentimientos nobles, es decir con una mentalidad positiva. Cuando la mujer tiene una personalidad original y positiva, incrementa su carisma y sus facciones se tornan agradables, además de lograr aumentar su atractivo, y destacar ante las demás. ¿Será por eso que la revista People nombró a Sandra bullock como la mujer más bella? La actriz, además de hermosa, es carismática, inteligente,  destaca su personalidad y es muy madura en el aspecto intelectual.

Caso contrario, cuando la dama tiene una mentalidad negativa, es decir, en su personalidad sobresalen características como: egoísmo, envidia, rencor, soberbia, demasiada vanidad. Todo esto hace que pierda atractivo o simpatía, aunque sea muy hermosa.

Muchas mujeres han luchado para que no se les vea sólo como objetos sexuales, pues bien, para que esto no siga sucediendo, la clave es el desarrollo de su personalidad, con una mente positiva lograrán ser más que un cuerpo esbelto y una cara bonita.

En la actualidad muchos hombres prefieren a mujeres más inteligentes que bonitas. Porque una fémina inteligente sabe cómo ser mejor amante, compañera y amiga.

Prestigiados psicólogos afirman que las mujeres hermosas cuando son de mentalidad negativa pueden tener muchas relaciones, pero poco duraderas o con muchos problemas, ¿Por qué?: La respuesta es que confían demasiado en su belleza exterior y por ello no desarrollan su personalidad. Carecen de buenos temas de conversación, su vanidad hace que necesiten ser halagadas constantemente para sentirse bien. Por lo general, son impacientes, "se les suben los humos con mucha facilidad", su crecimiento intelectual es escaso o lento. Con estas y otras condiciones negativas es muy difícil alcanzar la estabilidad o la felicidad en una relación amorosa. Por supuesto, que como en todo, hay excepciones.

Como dice el refrán: "la suerte de la fea, la bonita la desea". Esto es muy cierto, ya que las féminas poco favorecidas en el aspecto físico, desarrollan otras cualidades tratando de compensar la desventaja de sus características corporales; lo que las convierte en mejores personas, más agradables, simpáticas y positivas.

Los sicoanalistas nos explican que para que una relación de pareja (noviazgo, matrimonio o unión libre) sobreviva se requiere de que, por lo menos, una de las dos personas sea inteligente (de mentalidad positiva); si los dos son inteligentes, pues mucho mejor, porque tendrán grandes posibilidades de lograr una buena relación conyugal. #Cine #Psicología