Un navío repleto de inmigrantes naufragó el pasado domingo cerca de las costas de Libia, cuando se ya se acercaba el auxilio. Por ello se han incrementado las solicitudes a la Unión Europea para que tome resoluciones relacionadas con la crisis migratoria. 

La Unión Europea fue convocada de urgencia por el primer ministro italiano para atender este grave problema. El siniestro podría haber causado la muerte de 700 niños, mujeres y hombres que se teme pudieron haberse ahogado tras naufragar su embarcación en las aguas del Mediterráneo.

Matteo Renzi, primer ministro italiano, se mostró consternado y criticó que cotidianamente se presencien tragedias como esta, sin que se hayan tomado medidas al respecto. Por ello instó a los representantes de la Unión Europea a reunirse hoy lunes en Luxemburgo, para incorporar en su agenda el diseño de medidas para impedir el tráfico de personas.

Los políticos de los partidos italianos de derecha, han comunicado su alarma ante la creciente cantidad de migrantes procedentes del continente africano. En lo que va del 2015, se han tenido 35 mil solicitudes de asilo y migrantes llegados al territorio europeo, mientras que se tiene registro de que por lo menos 900 murieron en esa tentativa.

Por este funesto accidente varios gobiernos se manifestaron por adoptar medidas efectivas en la Unión Europea, mientras que los cancilleres de España, Alemania, Francia e Inglaterra se definieron por la creación de una solución unificada para solucionar este problema humanitario.

Un sobreviviente de la tragedia, procedente de Bangladesh y que fuera llevado a Sicilia para recibir atención médica, declaró a las autoridades que más de 950 personas iban a bordo de la embarcación, incluyendo cientos de ellas que los traficantes de personas llevaban encerradas. Otra versión apunta a que viajaban en el navío unas 700 personas. 

Un total de 18 barcos de rescate formaron parte de las acciones de rescate frente a las costas de Libia, pero hasta la noche de ayer solo habían sido rescatadas 28 personas y se habían recuperado 24 cadáveres de las profundidades. La embarcación, que zarpó de las costas egipcias, terminó por hundirse a 193 kilómetros al sur de Lampedusa. 


#Inmigración #Europa