Una cuarta persona fue encontrada muerta en la corte de Milán, en un aparente ataque al corazón. Los muertos incluyen un abogado y un juez de la corte especialista en bancarrota. El tiroteo en el interior del Palacio de Justicia italiana ha puesto en alerta un exhaustivo procedimiento de seguridad en el juzgado, por parte de las autoridades.

El sospechoso de sembrar el caos y la muerte, Claudio Giardiello, era acusado de un caso de bancarrota. Logró huir de la escena en una moto y finalmente fue recapturado en un suburbio de Milán. Las autoridades están desorientadas sobre cómo el señor Giardiello consiguió un arma dentro del edificio con bastante seguridad, la usó varias veces y escapó del recinto de justicia. El sujeto fue detenido por carabineros en Vimercate, a unos 25 km al noreste del centro de Milán, próximo a la ciudad de Monza.

El Ministro del Interior, Angelino Alfano, aseveró que el supuesto asesino ahora se encuentra detenido en un cuartel de la policía militar en la zona de Milán.

Palacio de Justicia italiana

Los disparos ejecutados en el interior desataron el pánico inmediato entre todos los presentes en la mañana de hoy. Cientos de personas concurren al Palacio cada día. Hoy, corrían con temor y miedo hacia las escaleras de salida, mientras la policía y policías militares comenzaron la búsqueda de quién disparó el arma. 

"De repente oímos al menos tres o cuatro tiros. Tratamos de averiguar lo que estaba pasando. Varios policías nos dijeron que no saliéramos de la habitación, nos encerramos. Minutos después salimos. Nos dijeron que alguien con traje y corbata estaba armado", manifestó el abogado Marcello Ilia, en el exterior del edificio de justicia de Milán, a la agencia AFP.

Según el periódico La República citó a funcionarios y testigos del lugar, informando que la persona armada estaba asistiendo a una audiencia por bancarrota cuando se desató el tiroteo en la sala de audiencias del tercer piso. Sacó su arma y le disparó a 'su abogado': Alberto Claris Appiani, así como a otro hombre, que algunos testigos mencionan que era uno de los acusados en el caso. De acuerdo a las informaciones recogidas por La República, el señor Appiani era un ex abogado del sr. Giardiello, pero que actuaba como testigo en la audiencia.

Hasta el momento se desconoce si existe una relación entre el acusado y el juez, ya que al salir de la sala de audiencia del tercer piso fue a la oficina del juez de la corte de apelaciones, Fernando Ciampi, y también lo mató. Otras dos personas resularon heridas y fueron trasladadas de inmediato al hospital de la zona. Según los dichos de su ex abogado, Valerio Maraniello, el sr. Giardiello es un sujeto 'agresivo y un poco aparanoico', en declaraciones a la agencia de noticias AFP.

La seguridad

Cada visitante que ingresa al Palacio de Justicia de Milán debe pasar por un detector de metales y poseer identificación oficial. Lo curioso es que uno de los detectores de metal se rompió esta misma mañana. El Primer Ministro italiano, Matteo Renzi, elogió las acciones de la policía para recapturar al hombre, pero lamentó la tragedia que desencadenó.