"Hasta que la pena de muerte no sea totalmente abolida, Estados Unidos seguirá siendo inmoral". Esas fueron parte de las palabras del exsenador republicano y excandidato a la Casa Blanca, Ron Paul, emitidas en un comunicado.

Aseguró que esta medida tomada en EEUU es una de las más brutales formas de corrupción del Estado, al tomar la vida de los ciudadanos como si le perteneciera, lo que a su juicio es algo totalmente inaceptable.

Según reseña Cubadebate, Paul considera que la pena de muerte es deleznable desde el punto de vista moral y económico. Puntualizó que en el caso de Texas, una ejecución tiene un costo de al menos 4 millones de dólares; y de ser erradicada podría ahorrar hasta 22 millones de dólares al año, en el caso de estados como New Hampshire.

Eliminan pena de muerte en Nebraska

Sobre la eliminación de la pena de muerte en la legislatura de Nebraska, precisó que a muchos les pareció extraño por tratarse de un estado dominado por las fuerzas conservadoras, que en su mayoría son los que apoyan este mecanismo para hacer justicia.

"Sin embargo, un número creciente de conservadores se está dando cuenta de que la pena de muerte es incompatible tanto para el conservadurismo fiscal como social. Estos conservadores se están uniendo con los libertarios y liberales en una campaña cada vez mayor para una coalición anti-muerte".

Identificando al culpable

Paul mencionó que el uso de las pruebas de ADN ha hecho más fácil sacar a inocentes e identificar a los culpables, aunque aclaró que no es una garantía de que realmente se trate de un veredicto exacto.

"Las pruebas de ADN a menudo se manejan mal e incluso se falsifican. Por otra parte, las pruebas de ADN están disponibles sólo de un 5 a 10 por ciento de los casos penales".

En excandidato analizó que aunque muchos consideran la pena de muerte una modalidad utilizada para disuadir el delito, en los estados en los que no se practica la incidencia delictiva es menor. De hecho, recordó una encuesta de 2009 en la que la mayoría de los jefes de policía consideraron que la pena de muerte es una manera menos efectiva de reducir el crimen violento. #Racismo #Legalización #Derechos Humanos