Un informe obtenido por Associated Press denuncia que las tropas de paz de la ONU desplegadas en Haití, abusaron sexualmente de más de 200 mujeres y niñas a cambio de bienes de primera necesidad

El informe obtenido por la agencia de noticias de la nueva Oficina de Servicios de Supervisión Interna de la ONU (OSSI), asegura que al menos un tercio de los abusos sexuales denunciados en Haití por las tropas de paz, tienen como víctimas a menores de 18 años

La noticia, fue revelada después de que los periodistas entrevistaran a 231 personas en Haití, que afirmaron verse obligadas a realizar actos sexuales con las tropas de paz de la ONU a cambio de material de primera necesidad, como alimentos y medicinas

El informe dice que para "las mujeres de zonas rurales" las motivaciones para mantener relaciones sexuales con las tropas de paz de la ONU eran "el hambre, la falta de vivienda, la necesidad de artículos para el cuidado de bebés, de artículos para el hogar, de medicamentos o de alimentos". En cambio para las mujeres que de ciudades o sus proximidades, tenían relaciones a cambio de "Zapatos, teléfonos celulares, laptops, perfumes o dinero". 

La ONU prohíbe explícitamente el "intercambio de dinero, empleo, bienes o servicios para el sexo", y desalienta las relaciones entre el personal de la ONU y de los que están bajo su cuidado. Sin embargo, sólo siete de las víctimas entrevistadas "sabían acerca de la política de las Naciones Unidas que prohíbe la explotación y el abuso sexual", dice el informe. 

El informe que en teoría será publicado este mes, no hace referencia a las fechas en las que se cometieron las presuntas violaciones, pero se sabe que misión de paz de la ONU en Haití comenzó en 2004. 

Este informe se suma a las pruebas documentales reunidas en Kosovo, Bosnia, Sudan, Camboya y Mozambique, lugares en los cuales se incrementó el índice de prostitución y violencia sexual tras la llegada de las fuerzas de paz de la ONU.

Así mismo una noticia saltaba a la prensa a principios de este mismo año en la que se denunciaba la violación a niños sin vivienda y hambrientos en la República Centroafricana, por parte de los Cascos Azules.

Sin embargo, la ONU sigue haciendo oídos sordos a estos escándalos y denuncias, tratando de ocultar y desacreditar estas informaciones, como viene siendo habitual por parte de los altos estamentos del feudalismo neoliberal.
#Derechos Humanos