Los Bush, con toda su agenda neoconservadura, vuelven a la carga. Ahora es el turno del pequeño de la dinastía, el hermano Jeb. George padre ya ocupó la Casa Blanca de 1988 a 1992 y el primogénito George Jr. fue inquilino del 2000 a 2008.

Entre las linduras de esta dinastía se encuentran las dos guerras del Golfo, por no decir invasiones, la intervención en Afganistán, el Acta Patriota y la excesiva desregulación financiera que dio origen a la crisis económica global de 2008 que continúa vigente.

El nuevo aspirante a la candidatura republicana apuesta por un neoconservadurismo con rostro humano. Apostando por la compasión, hablando en español y despegándose del ala más extrema representada en el Tea Party, el hermano Jeb apuesta por la poca memoria estadounidense y su carácter afable.

Sin embargo, ya en el terreno político cabe recordar que en las elecciones presidenciales del año 2000. Jeb, en su cargo de gobernador de Florida, operó a favor de su hermano George para impedir que ganará el colegio electoral del estado el demócrata Al Gore. El desenlace de la historia lo conocemos todos.

Así, John Ellis Bush se une a una amplia baraja de precandidatos del partido republicano que buscarán la postulación de este partido para competir por la presidencia. Los obstáculos que tendrá que vencer el ex gobernador de Florida serán variados.

Entre dichos retos será vencer a elementos como Marco Rubio, individuo que ha demostrado tener un claro liderazgo al interior de los republicanos. Otro obstáculo será convencer al ala más conservadora de su partido, el cual dominó la escena desde 2012 y que ha hecho de este instituto político el "partido del no", rechazando todas las propuestas de ley del presidente demócrata, #Barack Obama.

Otra situación a enfrentar por parte de Jeb será convencer al ala centrista republicana, la cual quedó muy decepcionada después de las elecciones de 2012 en las que el candidato Mitt Romney se entregó totalmente a los postulados del Tea Party y con ello perdió la presidencia. No pocos republicanos votaron por Obama en 2012.

La carrera por la presidencia estadounidense apenas inicia, el más "joven" de la dinastía Bush tendrá un largo camino, suficiente para reflexionar y desmarcarse tanto de su padre como de su hermano si quiere aspirar a ocupar la presidencia de Estados Unidos. #Gobierno