Las redes sociales en Estados Unidos arden con las últimas declaraciones realizadas por el famoso actor Jim Carrey, al respecto de la nueva legislación sobre la vacunación escolar obligatoria de California.

El pasado 27 de junio el proyecto de ley SB 277 sobre la obligatoriedad de vacunación escolar, fue ratificada por el Gobernador de California Jerry Brown y entrará en vigencia en julio de 2016.

ahora con la nueva ley de vacunación obligatoria de California, la cual será las más estricta de todo el país de los EE. UU., los #Niños no podrán matricularse en las escuelas públicas si no se han vacunado contra todas las enfermedades mencionadas en esta nueva ley, incluidos los niños cuyos padres, anteriormente podían decidir no vacunarlos, acogiéndose a las excepciones por causa personal o de creencia religiosa.

Las reacciones no se hicieron esperar, y el actor Jim Carrey, quien a parte de por su trabajo, es conocido por su postura crítica hacia las vacunas, escribió varios tweets tajantes dirigiéndose al Gobernador Brown que resultaron como estallido de protesta en las redes sociales ante esa ley.

En su cuenta oficial de #Twitter, Carrey decía que "El Gobernador de California dijo si a envenenar a más niños con mercurio y aluminio con la vacunación obligatoria. Hay que detener a estas corporaciones fascistas."

"Nos dicen que el mercurio es peligroso en el pescado, pero dicen que obligar a los niños a inyectarse Thimerosal con mercurio no tiene riesgo. ¿Esto tiene algún sentido?" argumentaba el actor.

Tras estas declaraciones, las alarmistas plataformas pro-vacunación atacaron a Jim Carrey tachándole de insensato, a lo cual respondió "Yo no soy anti-vacunas, soy anti-mercurio. Ellos (el gobierno) deberían prohibir las vacunas con Thimerosal. ¡NO TODAS!" "El CDC (Centro para el Control y Prevención de enfermedades) ahora no puede resolver el problema que ellos mismos comenzaron. Les sería muy perjudicial admitir que estaban equivocados con el mercurio/Thimerosal. Son unos corruptos".

El partido de la oposición no tardó en posicionarse para intentar sacar provecho de la polémica ley, anunciando que si ganan las próximas elecciones someterán la nueva ley de vacunación obligatoria a referéndum.

La postura crítica de Jim Carrey al respecto de las vacunas, tiene como origen la relación que mantuvo con Jenny McCarthy, quien es la cara pública del movimiento anti-vacunación, la cual tiene un hijo que desarrolló autismo después de haberle inyectado una vacuna con Thimerosal en su composición.
#Estudiantes