Se dice que lo que mal empieza, mal termina. Ésta es otra historia que se suma a los espeluznantes casos del comportamiento humano.

Una mujer ocultó su embarazo –a toda su familia incluyendo a su esposo- ya que mantenía relaciones sexuales con otro hombre que no era su marido; al parecer no le bastó, dio a luz ella sola y abandonó a su hijo en la puerta de un desconocido.

Leigh-Anne Varley de 36 años de edad, aceptó frente a las autoridades que el bebé era el resultado de una infidelidad y que no quería dañar a su familia con un escándalo así.

Los hechos ocurrieron en el Reino Unido, la esposa infiel mantenía una relación extra marital –con un hombre del cual no se tiene información- y cuando se enteró que el hijo que esperaba era el producto de su aventura, le mintió a su esposo Simon de 39 años de edad y a sus dos hijos de seis y dieciséis años de edad, respectivamente. El pretexto que utilizó para cubrir su embarazo y para ocultar su ‘milagrito’, fue decirles que tenía quistes en los ovarios y que por ese motivo estaba inflamada.

La mujer meditó durante los nueve meses de gestación todo su malévolo plan. Escondió vendas, algodón, toallas y tijeras en su baño, para que llegado el momento de recibir al neonato, pudiera atenderse ella sola en la ‘comodidad’ de su cuarto de baño.

Llegado el momento de la labor de parto, acostó a su hija de seis años de edad en la cama, y aprovechando que no estaba su hija mayor y su esposo se encontraba trabajando, dio a luz al recién nacido, cortó el cordón umbilical con las tijeras de cocina, se deshizo de la placenta y envolvió al niño.

Como si esto fuera poco, utilizó sus últimas fuerzas para llevar a su hijo cerca de un hospital, en la puerta de una casa, con una nota que decía: Por favor cuiden a mi hijo y no vayan con las autoridades; si mi esposo se entera me mata”, así lo informó el sitio de noticias del Reino Unido, The Mirror.

¿Cómo termina ésta historia? El niño fue encontrado por algunos vecinos, el infante tenía hipotermia, ya que fue hallado cuatro horas después del abandono, sin embargo, se encuentra estable y en recuperación.  

Las autoridades le impusieron a la implicada un castigo de 14 semanas en prisión y una multa del equivalente a 500 dólares por gastos médicos. #Niños #Matrimonio #Derechos Humanos