La historia nos ha enseñado que en la madrugada del 16 de septiembre, la Corregidora Doña Josefa Ortiz de Dominguez, envió el mensaje por medio de Ignacio Perez desde el palacio de Querétaro hacia el poblado de Dolores en el estado de Guanajuato, de que la conspiración había sido descubierta, directamente al cura Don Miguel Hidalgo y Costilla, quien al conocer dicha información, hizo un llamado al pueblo para levantarse en armas y luchar por la independencia del sometimiento español.

 

Con gritos de ¡Viva la Virgen de Guadalupe!, ¡La Religión Católica y al Rey Fernando VII! Así como ¡muera el mal gobierno! Y con el llamado de las campanas de la catedral, daba inicio la batalla que diera origen al Mexico independiente.

 

Desde ese día y a través de la historia, con la valentía de hombres y mujeres como Don Miguel Hidalgo y Costilla, Doña Josefa Ortiz de Dominguez, Ignacio Allende, Vicente Guerrero, Leona Vicario, Jose Maria Morelos y Pavon y posteriormente Don Benito Juarez, Ignacio Zaragoza, los Niños Héroes, Don Porfirio Diaz, Francisco I. Madero, Francisco Villa y Emiliano Zapata entre muchos mas, La sociedad se ha visto envuelta en grandes y despiadadas luchas y batallas que han servido para crear y conformar una nación poderosa y un país libre y soberano como lo que hoy es Mexico.

 

Un país admirado por su historia, arqueología, sitios turísticos, el calor y hospitalidad de su gente, sus litorales, minas, ganadería, bellas artes, música, mano de obra de alta calidad, agricultura, montañas, desiertos, petróleo, arquitectura, productividad e ingenio por mencionar tan solo algunos.

 

Después de tantas vidas perdidas en batallas y con tanto potencial, debemos preguntarnos ¿Porque este país que tanto festejamos cada día 15 de septiembre, no puede liberarse y ser realmente una potencia de clase mundial?

 

Como es posible que sigamos teniendo millones de pobres, una #Educación de pésima calidad comparada a nivel mundial, una paraestatal petrolera al borde de la quiebra, nefastos servicios básicos como agua, luz y alimentos, jóvenes envueltos en drogas y sin futuro académico, nulo presupuesto para la investigación científica y tecnológica, fuga de cerebros, vendedores ambulantes, corrupción y muerte.

 

Pésimos gobiernos federales, estatales y municipales populistas, han manejado al país en base a una corrupción desmedida y cada día mas descarada.

 

No es posible que sigamos siendo una nación de tan pobres resultados de crecimiento, siendo que tenemos infinidad de bienes naturales, infraestructura de manufactura y personas con un alto compromiso social.

 

Es indignante ver a jóvenes preparados con Maestrías y Doctorados en el extranjero, trabajando en actividades que no corresponden ni en lo mas mínimo a su nivel de estudios, así como profesionistas con mas de 35 años desempleados por que se les considera viejos y un gasto muy alto para las empresas.

 

Somos el único país en el mundo con una carga fiscal muy alta, para quienes pagan impuestos, y que no corresponde a los servicios que ofrece.

 

Y sin embargo tenemos legisladores diputados y senadores, secretarios de estado y hasta el mismo presidente, que poseen casas de gran lujo dignas de un Rey y tienen excelentes ingresos millonarios en sus cuentas, una vez que dejan sus trabajos en gobierno.

 

Ya es tiempo de que Mexico cambie, que se convierta en una verdadera nación poderosa, libre de corrupción, políticos oportunistas y que ofrezca oportunidades reales a sus ciudadanos.

 

Honremos la memoria de esos hombres y mujeres que ofrecieron sus vidas buscando crear una nación libre y prospera.

 

El cambio debe de empezar por nosotros mismos. Hagamos de nuestros actos diarios una enseñanza de vida a las nuevas generaciones para ver si ellas, pueden ver el Mexico que se soñó en aquella madrugada de Dolores. #México