Una estampida humana a las afueras de La Meca dejó al menos 717 muertos y 863 heridos, hasta el momento. Durante el tercer día de la celebración religiosa denominada Hajj, en la ciudad de Mina, a 10 kilómetros de La Meca, ocurrió el incidente sin que se pueda establecer con certeza cuál fue la causa de la avalancha.

Una investigación ya fue ordenada por el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed Ben Nayef, en su calidad de jefe de la Alta Comisión de la Peregrinación. Sin embargo, anticipándosele, el ministro de Sanidad, Khalid al Fhali, atribuye el hecho a la indisciplina de los peregrinos que no acataron disposiciones respecto a los horarios establecidos por los organizadores.

Aproximadamente 4 mil personas de instituciones de emergencia en 220 vehículos han sido movilizados para prestar auxilio a los peregrinos. Directivos de los cuatro hospitales más cercanos han señalado que el número de heridos ha desbordado la capacidad de los nosocomios, por lo cual, mediante helicópteros se dan a la tarea de retirar a los pacientes menos delicados para dar cabida a los lesionados.

No es la primera vez que la peregrinación cobra víctimas

Desgraciadamente, la peregrinación anual a La Meca en años anteriores se ha teñido de sangre por la misma causa: estampidas humanas que se dan por la gran cantidad de gente que acude y no acata las disposiciones de las autoridades, aunque también, éstas últimas se han visto incapaces de controlar el caudal humano que acude puntual a cumplir la tradición.

En 1990 la cuota es la más abultada, con 1,426 peregrinos que murieron en un túnel aplastados y asfixiados.

En 1987 la cifra fue de 400 muertos, aunque en esta ocasión no fue una avalancha humana la causa, sino un enfrentamiento de manifestantes pro iraníes con la fuerza del orden saudí.

En 2006 fueron 364 fieles los que fallecieron durante el ritual de lapidación.

En 1997 un incendio en un campamento dejó 343 muertos y 1,500 heridos.

En 1994 otra estampida provocó la muerte de 270 peregrinos.

Este año se calcula que aproximadamente 2 millones de personas formaban parte de la tradicional peregrinación religiosa. #Gobierno #Manifestaciones #Solidaridad