En sendos discursos por separado en Bruselas, Bélgica, y ante un Parlamento Europeo abarrotado, la canciller alemana Angela Merkel, primero, y el presidente francés Francoise Hollande, en segunda instancia, apelaron a la “solidaridad” ante la crisis migratoria en #Europa originada por la guerra en Oriente Medio y que amenaza con convertirse en una “guerra total” si no se logra detener la escalada, advirtió el líder galo.

Ambos hicieron una exposición acalorada en el estrado. Merkel señaló que el Tratado de Berlín ha quedado obsoleto ante la magnitud de la marejada humana, sólo comparable con el éxodo registrado durante la Segunda Guerra Mundial, dicho tratado indica que cualquier inmigrante debe hacer solicitud de permanencia en el primer país que llegue de la Comunidad Europea (CE).

Por su parte, Hollande reconoció la tardía reacción europea ante la crisis de los migrantes y reiteró que la CE no quedaría exenta de las consecuencias de una guerra total en Oriente Medio: “Este drama nos concierne a todos. Nosotros estamos ahora listos a hacer prueba de determinación. Si dejamos la crisis siria escalar no estaremos más protegidos. Hay que evitar una guerra total en la región”, advirtió.

 Al igual que Merkel, coincidió en la propuesta de repartir a los refugiados entre los 28 Estados miembros y a no cerrar las fronteras, además urgió en la necesidad de considerar una alternativa política en Siria que excluya a Bashar al Assad y el Estado Islámico.

El presidente francés hizo un llamado a la “solidaridad” y “firmeza” de los europeos y, en clara alusión a la Gran Bretaña, que somete a referéndum su estadía en la CE, señaló que quienes no compartan los valores de Europa “se deben ir de Europa y del Euro”; pidió también a brindar apoyo a Turquía, de donde millones huyen de la guerra en Siria.

Merkel, haciendo eco de Hollande, apeló a la famosa “solidaridad europea” que permitió a varios países reconstruirse luego de la Segunda Guerra Mundial, y para acallar los discursos nacionalistas y populistas que a consecuencia de la crisis de migrantes se han puesto de moda, sentenció: “encerrarse, cerrarse a la época del Internet sería una ilusión… Es precisamente ahora que nosotros necesitamos más de Europa”. #Inmigración #Derechos Humanos