El estado islámico y su amenaza a #México

 

¿Estarán seguros de que tipo de país es México como para interesarse en atacar?

 

En días pasados el Estado Islámico, presentó a nivel mundial un video producido por “Al Hayat Media Center” en donde proclama a varios países como sus enemigos.

 

El video titulado “Sin Piedad” y producido por el Estado Islámico fue realizado en inglés, y muestra entre otras cosas las banderas de los países que considera sus enemigos y entre las cuales se encuentra México.

 

Es de llamar la atención el impresionante nivel de calidad técnica por los efectos de post-producción en donde demuestra que tienen el poder económico para mandar a producir este tipo de mensajes audiovisuales.

 

En este video que fue difundido por redes sociales, se lanza una amenaza directa a Estados Unidos, Turquía, Rusia e Irán

 

También aseguran tener más de un millón de seguidores en todo el planeta de diferentes razas que aseguran les ayudarán a cumplir con sus objetivos.

 

Esperamos que este tipo de mensajes sean tomados muy en serio por nuestras autoridades, ya que este grupo terrorista ha demostrado ser capaz de todo, con tal de conseguir sus objetivos.

 

Sin embargo, cabe la duda saber si el Estado Islámico sabe realmente a que país está amenazando.

 

Hagamos un trabajo de creatividad e imaginemos por un momento que llegan a México varios de estos terroristas.

 

En primer lugar tendrían que ver si sus maletas en el Aeropuerto de la Ciudad de México Benito Juárez, llegan completas y a tiempo, además de no haber sido abiertas.

 

Posteriormente tendrían que tomar un taxi para moverse, y ahí sufrirían su primer “asalto” con las altas tarifas que tendrían que pagar, pero bueno, si ya mandaron a hacer un video con ese nivel de producción, bien pueden pagar ese servicio.

 

Tomarían rumbo a un hotel de la avenida Reforma, sin embargo se tardarían varias horas en llegar debido a la manifestación diaria de esta ciudad o a causa de algún bloqueo de personas de la tercera edad, dirigidos por López Obrador.

 

Ya en el hotel instalados, irían a cenar a un Mac Donalds y se enfermarían del estomago por las hamburguesas con cabeza de ratón.

 

Para descansar comprarían el periódico local para empezar a planear su ataque, si embargo sería grandiosa su sorpresa al ver que en nuestro país, las noticias más importante son los resultados de los partidos de futbol, los conciertos cancelados de Luis Miguel y las fotos de bellas chicas en traje de baño o poca ropa, lo cual les generaría una desagradable sorpresa.

 

Además podrían informarse que todos los días hay muertos debido a comandos que al igual que ellos entran a lugares públicos y realizan su ataque, verían que hay desaparecidos en todo el país y que aparecen personas colgadas de puentes.

 

Al salir a la calle al banco más cercano a sacar dinero para empezar a cumplir sus fines, serían asaltados afuera de la sucursal bancaria y al pedir ayuda a la autoridad –léase policías- serían remitidos al ministerio público por faltas administrativas y escándalo en la vía pública.

 

Al tratar de hablar por teléfono a su cuartel general en el Estado Islámico vía larga distancia por medio de un celular para no ser rastreados, se les caería la señal a los pocos minutos y así varias veces durante todo el día.

 

Ingresarían al metro para ver si fuera un buen lugar para un ataque masivo, pero saldrían sordos después de escuchar en cada estación a los vagoneros con sus mega bocinas vendiendo discos piratas.

 

Para terminar el día, irían a la Cámara de Diputados, a la Cámara de Senadores, a la Secretaría de Gobernación y al Zócalo de la Ciudad de México a ver si en Palacio Nacional es posible hacer un ataque a las instituciones de este país, sin embargo desistirían ya que en todas esas dependencias, no hay nadie que atienda o trabaje en ellas.

 

Al final parece ser que desistirían de realizar un ataque en un país en donde a diario se nos ha entrenado con “alta tecnología” para hacer frente a cualquier amenaza terrorista. #Gobierno