La afable noche parisina, típica del fin de semana, fue abruptamente interrumpida este viernes por 6 ataques terroristas en diferentes puntos de la Ciudad Luz: restaurantes, bares, sala de conciertos y un estadio los principales focos de la barbarie, que arrojó hasta el momento un saldo negro de al menos 128 muertos, cifra que aumentará, ya que hay otros 200 heridos, de los cuales un centenar presentan gravedad extrema.

Aproximadamente a las 10:25 de la noche inició la pesadilla con el reporte de varias explosiones al exterior del estadio parisino de futbol Stade, donde se enfrentaban las selecciones de Francia y Alemania en partido amistoso, y en sus tribunas se encontraba el presidente Francoise Hollande acompañado de funcionarios germanos invitados al encuentro.

De inmediato el mandatario francés fue evacuado del estadio y trasladado a un lugar seguro para resguardarlo. Simultáneamente se reportaban tiroteos en otros cinco puntos, uno de ellos la sala de conciertos Bataclan, donde se llevaba a cabo un concierto de rock protagonizado por la banda californiana “Eagles of Death Metal”, donde un comando de entre 3 o 4 hombres irrumpieron al lugar e iniciaron fuego indiscriminado contra los asistentes.

Ahí mismo tomaron a un centenar de rehenes, que según testigos iban siendo ejecutados a sangre fría “uno a uno”, por lo que los cuerpos especiales franceses asaltaron el lugar y abatieron a 3 de los terroristas; un cuarto se hizo estallar mediante dispositivo que iba enlazado a su cuerpo. Al menos otras 100 personas perdieron la vida en el Bataclán.

El centro de espectáculos Bataclan, muy reconocido en París, se encuentra muy cercano a la revista satírica “Charlie Hebdo”, donde en enero pasado ocurrió la matanza de 11 empleados de la publicación en otro atentado llevado a cabo por fanáticos islamistas.

Varios tiroteos más fueron reportados en otros cuatro puntos: Rue Alibert, Rue Charonne, Rue Faidherbe y Rue Beaumarchais, donde fueron rafagueadas las terrazas de algunos bares y restaurantes, ocasionando la muerte de decenas de personas.

De manera extraoficial se tiene conocimiento de la participación de por lo menos 8 terroristas, de los cuales 7 eran “kamikazes” que portaban cinturones de explosivos o granadas. Todos fueron abatidos y se está a la busca de quienes hayan podido escapar.

¡Esto es un horror!: Hollande

El presidente francés Francoise Hollande realizó una declaración al filo de la medianoche, donde con rostro compungido resumió en 4 palabras: “¡Esto es un horror!”. Visiblemente emocionado informó sobre los ataques, al tiempo de que ordenó se implementara un “Estado de emergencia” y el cierre de las fronteras francesas.

Sin dar nombres señaló que sabía bien de dónde provenían los ataques y que se actuaría contra los responsables de la masacre “sin compasión”. Ordenó la movilización de 1,500 elementos del ejército, informó que se cancelaban permisos para los integrantes de las fuerzas policiacas, así como los diferentes hospitales llamaron a sus reservas para atender la emergencia.

Entre otras medidas se ordenó el cierre del Metro parisino, escuelas y universidades cancelaron clases y oficinas de servicio público no abrirán al menos este sábado. Asimismo se conminó a los ciudadanos parisinos permanecer en sus hogares como medida preventiva ante la incertidumbre sobre más ataques.

Hollande canceló su viaje a Turquía, donde estaría en una reunión del G-20. #Solidaridad #Europa #México