Como parte de las actividades durante el último día de la visita papal, hoy 17 de febrero el sumo pontífice visitó el Centro de Readaptación Social Número Tres (Cereso n.3), en Ciudad Juárez.

Durante su discurso, el papa aseguró que se ha perdido la esencia de los asuntos valiosos" Nos hemos olvidado de concentrarnos en lo que realmente debe ser nuestra verdadera preocupación: la vida de las personas; sus vidas, las de sus familias, las de aquellos que también han sufrido a causa de este círculo de violencia", expresó.

Indicó que las cárceles son un "síntoma de cómo estamos en la sociedad", dijo además que las personas poco a poco van descuidando a sus hijos.

Afirmó que las cárceles incitan a las personas a que sigan cometiendo actos ilícitos. Indicó que el problema de la delincuencia no se soluciona encarcelando, sino "afrontando las causas estructurales y culturales de la inseguridad, que afectan a todo el entramado social".

Reconoció a las personas que mantienen viva la esperanza de las personas encarceladas. #Papa Francisco