Con el lema “Mis Amigos, Mi Comunidad. Los beneficios de los entornos inclusivos para los #Niños del presente y de los adultos del mañana”, este lunes 21 de marzo, se celebra una vez más el Día Mundial del Síndrome de Down.

El Síndrome de Down “es una combinación cromosómica natural que siempre ha formado parte de la condición humana, existe en todas las regiones del mundo y habitualmente tiene efectos variables en los estilos de aprendizaje, las características físicas o la salud”. Declara la resolución de aprobación de La Asamblea General.

Se estima que en el mundo hay uno de cada 1000 recién nacido, con Síndrome de Down.

Para esta fecha se busca generar conciencia y reflexión sobre la reivindicación del derecho a una vida plena, digna y autónoma a la luz de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

En ocasión de este día se realizara la quinta conferencia Día Mundial del Síndrome de Down en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

El desafío es hacer realidad los derechos

Por otro lado las organizaciones civiles, plantea que la legislación no solo debe existir en el papel, sino que las normas legales se vean reflejados en la vida y entorno cotidiano. Que las personas con Síndrome de Down y sus familias puedan acceder a la #Educación, a la salud y a un empleo digno, sobre todo en los países de América Latina, cuando la desigualdad, la exclusión y la pobreza son común para los grupos sociales.

En el marco del IV Congreso Iberoamericano sobre el Síndrome de Down que se llevó a cabo en España. Luis Bulit declaró que, hay una brecha entre los derechos reconocidos y derechos respetados”, al tener una Convención Internacional de Derechos de Personas con Discapacidad de papel. Por tanto, no es suficiente”. Bulit pertenece a la Asociación de Síndrome de Down de la República Argentina (ASDRA).

Para esto se hace necesario una mayor visibilidad de las personas con Síndrome de Down,las familias y las organizaciones civiles en todos los ámbitos de la sociedad.

Bulit explique que “tenemos que convencer a quien no quiera oír hablar sobre derechos y discapacidad” en su intervención sobre ‘La convención de papel. El desafío de hacer realidad los derechos’, en la mesa redonda sobre ‘Un futuro de derechos’. 

La reivindicación de los derechos de todas las personas en situación de discapacidad es un proceso que se debe hacer a diario, en la interacción con el otro y con su comunidad.   #Derechos Humanos