Por Mitzi Vera

Twitter: @mitzmariann

Día rojo en Bélgica

Bélgica se tiñe de rojo: durante la madrugada del martes 22 de marzo Bélgica fue víctima de dos ataques terroristas, los cuales han dejado un saldo de más de 30 muertos y 200 heridos, con base a la información gubernamental.

Las imágenes de personas llenas de sangre, víctimas de las explosiones se han hecho virales. En Twitter encabezan los hashtags #PrayFromBelgium, #NoAlTerrorismo e ##Isis.

Los usuarios de la red social han protagonizado un debate sobre el tema durante esta mañana.

"Dice Casanello que el ISIS haya reconocido el atentado en Brusellas no los hace responsable, quien mandó a la gente a ir a esos lugares", escribió uno de los usuarios.

De acuerdo a medios bélgicos los testigos aseguraron que al ocurrir la primera explosión escucharon a un sujeto predicando palabras árabes. El primer ataque ocurrió en el aeropuerto de Bruselas, mientras que el segundo se dio en la estación del metro Maelbeek, por lo que el Gobierno lanzó el máximo nivel de alerta (número cuatro).

Los sospechosos

El aeropuerto estará cerrado hasta que las autoridades indiquen lo contrario; de momento han difundido las imágenes de los presuntos responsables a través de medios de información. En las fotografías se observa a dos sujetos vestidos de color negro y otro de café, quienes portan los carritos con el equipaje.

Los dos sujetos de negro tienen un guante del mismo color que su ropa en la mano izquierda. La imagen fue captada justo antes del primer ataque. Con base a la información de las autoridades es posible que escondieran explosivos y por eso no estaban al descubierto sus dedos.

La primera indicación sobre las imágenes fue que ningún medio las divulgara para que no se complicara la investigación; sin embargo, el Gobierno de Bélgica decidió que salieran a la luz para sumar esfuerzos y dar con los responsables.

Primeras investigaciones

Las autoridades indicaron que la primera explosión fue a causa de un kamikaze, y que la tercera bomba fue controlada por los policías; en cuanto al Estado Islámico, una publicación yihadista (Amaq) escribió que "combatientes han llevado a cabo una serie de atentados con cinturones de explosivos y artefactos este martes golpeando un aeropuerto y una céntrica estación de metro en la capital de Bélgica, Bruselas".

La jefa diplomática, Federica Mogherini rompió el llanto en una conferencia de prensa al hablar de los hechos. Dijo que lo más importante hasta ahora es que la comunidad permanezca unida.

Mogherini salió a las cámaras vestida de color negro: "Esta claro que el dolor que sufrimos es el mismo, es un día muy triste para Europa", expresó.

De momento el transporte público no dará servicio en Bélgica como parte de las medidas de seguridad; el ataque se vincula al que ocurrió en París el 13 de noviembre porque hace unos días detuvieron a uno de los presuntos responsables: Salah Abdeslam, por lo que consideran las autoridades europeas que se trata de una venganza.

Por el momento no se tiene más información sobre los ataques.