El ministro de Interior húngaro Sandor Pinter anunció, en la conferencia de prensa del 9 marzo en Budapest, que el Gobierno de Hungría de Viktor Orban declaró el estado de crisis por #Inmigración en todo el país, tras el cierre de la ruta de los Balcanes. Proclamó también que fortalecerá defensa de las fronteras en el sur: la policía y el ejército húngaro serán reforzados con otros 1.500 soldados adicionales.

Ha sido restaurado el control en las fronteras: Eslovenia, Croacia, Serbia y Macedonia han prohibido el paso a cualquier persona sin los documentos apropiados para el acceso a la Unión Europea, incluidos los solicitantes de asilo que tendrían derecho a entrar en el país. Estas medidas son el resultado de un nuevo aplazamiento de un acuerdo entre la Unión Europea y Turquía, que será discutido en la próxima cumbre los días 17-18 de marzo.

Mientras Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM), Serbia, Croacia, Eslovenia han cerrado las fronteras, cerca de 40.000 personas todavía están bloqueados en #Grecia. También la ruta Adriatica está controlada: un avión de Frontex comenzó a sobrevolar el mar entre Albania y Italia.

Sebastian Kurz, ministro de Asuntos Exteriores austriaco, dijo que la ruta que podría traer a los refugiados a Italia deberia ser cerrada, como la de los Balcanes:"No es fácil - ha declarado - obstaculizar el tráfico ilícito de migrantes. Tendremos que hacer todo lo que hemos hecho a lo largo de la ruta de los Balcanes también a lo largo de la ruta italiana-mediterránea, de manera que quede claro que se acabó el tiempo del salvoconducto hacia la Mitteleruopa, sea cual sea la ruta".

El canciller austríaco Werner Faymann pidió a Angela Merkel que especifique claramente el número máximo de refugiados que está dispuesta a acoger. Faymann propone para Alemania un tope máximo de 400.000 refugiados, añadiendo que la ruta de los Balcanes debe permanecer cerrada y que los hombres, las mujeres y los niños que llegan a través de la trata dirigida por los criminales tienen que ser enviados de vuelta sin excepción. #Europa