Como si en #México no fuera poco el nivel de inseguridad en que vivimos todos los días, ahora nos llega desde el extranjero vía #Redes Sociales una nueva tendencia dirigida hacia los más vulnerables en la toma de decisiones, los jóvenes adolescentes.

Directamente de Canadá, Inglaterra y Australia ha llegado el nuevo juego o reto como también se le conoce.

Esta nueva tendencia de diversión, inicia al recibir por parte de un amigo de tu red social, el reto de desaparecer a manera de auto-secuestro, por 12, 24 ó hasta 72 horas.

Lo emocionante -para ellos- del caso, es no dejar rastro ni pista alguna de tu paradero durante ese tiempo, para después aparecer como si nada hubiera pasado.

En estos países de primer mundo en donde el secuestro es algo sumamente raro o que la ausencia de los jóvenes de los hogares es muy fácil de llevar debido al alto nivel de libertad que llevan, este juego puede parecer inofensivo, sin embargo en países como México en donde existen secuestros, desapariciones forzadas, homicidios, trata de personas, extorsión y tantos otros males a los que nos han acostumbrado nuestros gobiernos, este tipo de “juegos” parecen ideas estúpidas sacadas el inconsciente mental de los jóvenes.

Desafortunadamente y como siempre sucede en este país se copia lo malo, lo negativo y nunca lo bueno o positivo.

Ya se están empezando a dar casos similares en México, el más reciente que conocimos en redes sociales fue el de dos jóvenes primos en la Ciudad de México, que desaparecieron al bajarse del camión escolar y desaparecer.

Se aplicó la Alerta Amber y se corrió la información en Redes sociales todo con la finalidad de localizarlos, lo cual sucedió pero con la única diferencia de que ellos llegaron solos, por su propio pie como si nada hubiera pasado.

El reto se había cumplido a la perfección.

Otro caso sucedió en meses pasados en la ciudad de Querétaro en donde una joven se fue a pasar una noche de pasión con el novio y para no ser regañada, le envió un mensaje de texto a sus familiares argumentando que la habían levantado en una camioneta blanca. De igual forma los usuarios de redes sociales informaron del caso hasta que la joven regreso tranquilamente, sana y salva a su hogar ya que nunca estuvo secuestrada.

Cifras presentadas por la Asociación Alto al Secuestro, encabezada por la señora Isabel Miranda de Wallace, reflejan un incremento en los secuestros denunciados de febrero del 2014 a febrero de 2015 de 7.8% pasando de 128 casos a 138, lo que representa un promedio de 1 secuestro cada 4 horas. Cifra alarmante para cualquier país o gobierno.

En los primeros 27 meses de gobierno del Presidente Peña Nieto, el secuestro se ha disparado en el país 52.7%, dicha cifra se obtiene de las estadísticas sobre incidencia delictiva del Sistema Nacional de Seguridad Pública de la Procuraduría General de la República (PGR) y del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI)

Los Estados de la República Mexicana con mayor número de secuestros de alto impacto y que se encuentran por orden de importancia son: Tamaulipas, Estado de México, Guerrero. Michoacán, Veracruz, Morelos, Tabasco, Ciudad de México y Jalisco.

Desafortunadamente el acceso al internet y el incremento en el uso de redes sociales por parte de los jóvenes, para quienes es muy importante tener una cantidad grande de “amigos” aun cuando sean personas que no conocen realmente, hacen que este tipo de “juegos” se lleguen a convertir en una tendencia.

Es importante que los padres, tengan mayor control sobre lo que hacen sus hijos en internet y principalmente que aumenten el nivel de comunicación para explicarles que este tipo de “jueguitos”, generan consecuencias graves para la sociedad y las autoridades pero principalmente a ellos mismos, los padres, quienes ante una desaparición de este tipo “inocente” pueden llegar a tener ataques de nervios, estrés, diabetes o infartos, debido a la presión psicológica que ejercen este tipo de noticias. #Viral