Hemos visto a #Donald Trump twittar una foto comiendo un taco mexicano para celebrar la fiesta del cinco de mayo, abrazando y “amando” a los amigos hispanos. Claro, desde su restaurante de el hotel Trump Tower Grill. También lo hemos visto bajar el tono de agresividad frente a los musulmanes y las mujeres. Mientras más se acerca el día de la nomination como candidato republicano, el manager norteamericano aumenta su espíritu conciliador y cambia estrategia.

El cambio de posición

Las señales de esta transformación durante la campaña electoral las había lanzado su spin doctor, Paul Manafort: “El mensaje de Donald Trump no cambiará en los conceptos fundamentales, pero se presentará en un modo diverso. Teniamos un mensaje que ha funcionado, pero que no estaba pensado para durar toda la campaña. Tenemos que crear un nuevo modelo, más tradicional, y Trump está conciente de ello. Estamos trabajando junto sobre esto”, ha explicado Manafort al diario Washington Post.

Última fecha: 7 de junio

Si la hipótesis de una convention abierta se vuelve realidad, Manafort cree que están listos para enfrentar la emergencia: "Desde mi punto de vista esto es sólo un rumor de nuestros rivales en las últimas semanas, un circo mediático genial. Pero no creo que tenga importancia. Importa solamente cómo trabajamos nosotros,y lo hacemos muy bien”. Según Manafor, la prueba final para Trump en la carrera hacia la Casa Blanca será el 7 de junio. Él espero, sin embargo, ser nominado a mitad del mes de mayo.

Los dos Trump

Para Ben Carson, un neurocirujano amigo de Trump, los cambios de estrategia del candidato soy normales y responden a un plan bien estructurado: Trump es un hombre muy inteligente al que de verdad le importan los Estados Unidos. Creo que hay dos Trump: uno es el que se ve sobre el escenario, frente a las cámaras, el otro es uno mucho más cerebral”. La doble personalidad de Trump ha sido titular de las primeras páginas de los medios estadounideses durante las últimas semanas. La razón: esa idea de Manafort de que es necesario tender un puente con el electorado republicano para eliminar la posibilidad de una convencion abierta. Las últimas declaraciones de Trump han demostrado un cambio en la retórica que lo acerca mucho más al electorado democrático. Los rumores de que la elección de Hillary Clinton no es bien vista representan una ventaja para el magnate.

Planes deconocidos

Todavía es un misterio lo que hará Trump  con la sanidad en Estados Unidos, con la Ley de Cuidado de Salud Asequible, con los 11 millones de inmigrantes clandestinos. Durante una rueda de prensa en la frontera con México dijo que tienen un plan “maravilloso” para resolver eso. Sin embargo, no se sabe aun cuál es. “Daremos a conocer algunas de las posiciones políticas muy pronto...  Trump vió las propuestas y ha dicho que está listo para presentarlas”, ha dicho el team de la campaña electoral. Hasta ahora en la página web “Trump Make America Great Again” han sido publicados con lujo de detalles los programas sobre las propiedades inmobiliarias.