El referéndum sobre la permanencia de UK en la Unión Europea está próximo a efectuarse, y cada vez más ha tomado relevancia en los mercados mundiales. Los principales efectos – claramente – se han vivido en los  europeos, los cuales hoy se ubican en mínimos del segundo trimestre del año, causado por la quinta jornada consecutiva a la baja, a raíz de la  incógnita de la permanencia británica.

Los inversionistas han colocado su capital en activos más seguros, las últimas semanas se mostrado un movimiento de capital, lo cual se espera continúe hasta conocer la conclusión del referéndum.

La importancia financiera de dicho acontecimiento ha llevado al BCE (Banco Central Europeo) a planear acciones para los dos escenarios posibles. EL BCE ha mantenido las tasas en mínimos, mediante la compra de 80 mill millones de euros en activos mensuales; y han dejado claro que de ser necesario usaran todas las herramientas disponibles para aminorar cualquier efecto negativo. Por otra parte, algunos Bancos Centrales de países europeos han entrado en le negociación de Swaps de divisas con el banco de Inglaterra, lo que indica que ya se han estado usando herramientas de “emergencia”.

Las últimas encuestas, indican que el “si” tiene la mayoría sobre la decisión final del referéndum; lo cual “solo incrementaría el debilitamiento de la economía global “ según el vocero del Fondo Monetario internacional.

Debemos recordar que la intención y “exigencias” ´presentadas por David Cameron para llegar a un acuerdo por la permanencia, no cayeron nada bien para varios funcionarios europeos. A pesar del descontento causado, está claro que la salida del Reino Unido no es algo ideal para la economía europea, y los líderes de las principales economías europeas esperan que no ocurra el “Brexit”.

Está claro que más allá de los efectos económicos que puedan ocurrir, la decisión se basa en que prefieren los británicos, beneficios financieros o beneficios sociales, todos hemos estado enfocados en ¿Qué ocurría con los mercados? ¿Cómo afectaría a las divisas? ¿Qué pasara con el comercio europeo? ¿El Brexit contribuye a la depreciación del peso, (a pesar de que la economía mexicana es una economía macroeconómicamente estable y blindada ante acontecimientos internacionales adversos)? Pero muy pocos medios fuera de UK se centran en lo que busca la población británica, la cual parece preferir un entorno social apartado de la Unión Europea.

Desde unos inicios se planteó el Brexit a raíz del entorno “social”, la situación de los refugiados, el libre tránsito, aunado a temas de empleo y salarios, son temas que en realidad preocupan a los habitantes británicos. Las “demandas” financieras planteadas en las negociaciones, ha sido una estrategia para considerar permanecer, pero está claro que no es el origen del deseo de salir por parte de UK. Ya se han planteado medidas como confiscar salarios a refugiados.

Si analizamos el entorno social, y dejamos de enfocarnos en las consecuencias económicas, comerciales, y financieras, no sería para nada una sorpresa que el próximo jueves 23, el resultado sea el sí al “Brexit”, y deberíamos empezar – como ya lo han hecho algunos – a pensar que ocurrirá a partir de que se publique el resultado. #Gobierno #ADN #Finanzas