Hasta ahora Londres es sinónimo de innovación y vanguardia en el ambiente de los negocios, las inversiones y también de la #Moda. En la capital inglesa tienen sede muchos de los más importantes diseñadores conocidos a nivel internacional y han abierto sus puertas institutos y escuelas como el Central Saint Martins, el Instituto Marangoni, las reconocidas facultades de Moda de la Universidad de Westminster y del Royal College of Art. Nombres como Roksanda Ilinčić, Marta Marques, Paulo Almeida, Mary Katrantzou y Johnny Coca dieron sus primeros pasos en Londres y allí decidieron quedarse.

Sin embargo, esta semana podría llegar a su fin la luna de miel entre la moda y la ciudad de la Reina Isabel. El referéndum del 23 de junio podría determinar la salida del Reino Unido de la Unión #Europa. A pesar de que la mayoría de los diseñadores están en contra de la separación de Europa, el peligro es latente y se podrá dilucidar sólo el 24 de junio.

El desfile

En el desfile de la colección Primavera Verano 2017 de Gucci, el estilista Alexandro Michele dió un claro señal a favor del Reino Unido. La presentación de la colección fue en las instalaciones de la abadia de Westminster, símbolo de la monarchía inglés, y entre los vestidos más destacados estaba un un jersey con la bandera británica. Sentadas en primera fila, como muestra de apoyo a la iniciativa, estaban Ella Purnell, Sai Bennett, Alexa Chung, Stella Tennant y Erin O’ Connor.

Las encuestas

Un estudio de Creative Industries Federation indicó que 96% de sus miembros está en contra del Brexit. El Business Of Fashion publicó una encuesta en la que se demuestra de qué parte están los diseñadores. Entre los estilistas consultados, el 90% ha dicho que quiere quedarse en Europa, mientras el 4,3% quiere separarse, 2,4% no sabe aun qué votar y el 2,8% se abstendrá. Entre los que han dicho explícitamente que se quedaran están Christopher Raeburn, Daniel W. Fletcher, E. Tautz, Lou Dalton y Sibling. Ya desde hace meses se pronunciaron a favor del “Remain” Imran Amed, Alexandra Shulman, Vivienne Westwood y Hussein Chalayan.

Cuestión económica

A “unir” los diseñadores a Europa es principalmente el tema económico; el dinero que ganan gracias a las transacciones y la producción en el Reino Unido. El Business Of Fashion recordó que sólo en el 2014 la industria de la moda ganó 33.000 millones de dólares en territorio británico.

Salir de la Unión europea podría costar al Reino Unido una devaluación de su moneda, la esterlina, de más del 20%. Este fenómeno se traduciría en una caída de los negocios con China. Aumentarían los costos de producción y distribución, las negociaciones con los proveedores y se reducirían las ganancias por las ventas en el exterior.

“La salida de la Unión europea perjudicaría la libre circulación de talentos. Londres es una fábrica de designer de éxito. No pertenecer a la Unión Europea sería muy negativo para el Reino Unido, Europa y el resto del mundo”, se lee en un comunicado publicado por  Business Of Fashion.