Querido año #2016, ¿qué fue lo que te hicimos? Estos once meses han estado llenos de malas noticias. Comenzamos los primeros días de enero con las mejores intenciones, típicas del año nuevo, y nos la realidad mostró su cara más cruel. El 4 de enero un #Terremoto de 6,9 grados en la escala de Richter, estremeció India y Bangladés, dejando 10 muertos y centenares de heridos. Era el primero de una serie de sismos que harían temblar la tierra en casi todos sus continentes a lo largo del año. Taiwán, Alaska, Ecuador, Colombia, Nueva Zelanda e Italia (donde murieron más de 300 personas), también sufrieron los embates de la naturaleza con diferentes terremotos de gran magnitud. El último de ellos fue ayer: un terremoto en Japón, siempre de 6,9 grados en la escala de Richter, con alerta tsunami, que despertó el recuerdo de la tragedia de Fukushima.

La emergencia zika

Luego de ébola, la enfermedad del 2015, llegó el virus zika – una infección que se transmite por la picadura de mosquitos infectados, que produce sarpullidos, fiebre, conjuntivitis, dolores musculares y malformación en los fetos – ensombreció la euforia de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro. Muchos atletas no quisieron participar para no correr el riesgo de contagio. La Organización Mundial de la Salud declaró estado de emergencia internacional.

La pesadilla del terrorismo

Afortunadamente, el año 2016 no trajo consigo atentados terroristas en Europa como el año precedente. Sin embargo, en Medio Oriente no faltaron los ataques del Estado Islámico: en junio, un atentado suicida en Bagdad cobró la vida de 250 personas, mientras en el aeropuerto internacional de Estambul, en Turquía, murieron 44 personas. En Orlando, Estados Unidos, un hombre disparó en contra del público de la discoteca Pulse, matando 50 jóvenes e hiriendo otros 53. En Múnich, Alemania, un adolescente le disparó a 20 personas, quitándole la vida a nueve de ellos, que se encontraban comiendo en un McDonald's del Centro Comercial Olympia.

Sorpresas políticas

Por último, sorprendentes resultados electorales y de referéndum. En Colombia, luego de cuatro años de negociaciones entre el gobierno, los militares y las organizaciones guerrilleras, los colombianos votaron en contra del acuerdo de paz. En el Reino Unido los ingleses decidieron salir de la Unión europea, aunque desde el punto de vista económico y financiero sea una decisión inconveniente. En Estados Unidos ganó el candidato republicano Donald Trump, a pesar de sus declaraciones agresivas, en contra de mujeres, afroamericanos y homosexuales.

Pareciera que el poder de la rabia está tomando el control cuando se trata del voto.

La teoría de la astrología

¿Qué fue lo que te hicimos 2016? Según Nick Serpell, obituary editor de la Bbc, este año han muerto más celebridades que los añoa anteriores. Los llamados “cocodrilos” publicados en la cadena televisiva, sólo desde enero a marzo del 2016, fueron cinco veces más que los del mismo período del 2012.

Más allá de las predicciones de Nostra Damus, dicen que el 2016 es un año pesado porque bisiesto. Estos años particulares, con 366 días, tienen mala fama. Vienen usados para todo tipo de mitos y supersticiones. Siempre en un año bisiesto, el 1912, se hundió el Titanic; en el 1948 asesinaron a Ghandi. Luego de 20 años, se volvió a presentar un año así y Martin Luther King fue asesinado. En el 1980 ocurrió lo mismo con John Lennon. Según la astrología, no existe el problema de los bisiestos, ya que todas las personas nacen cuando el sol está en un determinado grado, minuto y segundo del zodíaco. Es esta la verdadera forma de medir el paso de los planetas. #Donald Trump