Durante casi una quincena Pau Montagud, Inti Cordera y su gran familia documentalera se apropian de los barrios en el Corredor Cultural Roma Condesa. Estos emprendedores ocupan el Foro Lindenbergh, los abrigan en la Cineteca y hacen sede hasta en CU. 

Vienen cada año hace once y nos convencen del latido en el corazón del mundo. Ellos se encargan de poner una carpa (o jaima) y no se cansan de crecer en una responsabilidad auto asumida de llevar su festival a otras grandes ciudades en América y proximamente a Valencia. 

El Cine Lido, el Cine Tonalá, en el Paque Pushkin en la Plaza Tlaxcoaque se vuelve accesible asistir a un documental. No cobran por el ingreso a la sala. Esto les impide censurar a algunos espectadores que combinan DOCS con la embriaguez y se la pasan increpando al resto de la banda con groserías e insultos. 

Este evento tiene considerado un impulso para sacarnos del lugar común para llevarnos a una dimensión diferente de entretenimiento, la cual conlleva permanencia voluntaria con sesiones donde el creador se abre a un preguntas y respuestas. 

No es posible ver tantas proyecciones como para comprender el funcionamiento de la competencia, en nuestro caso hacemos el camino para revisar aquellos contenidos al parecer menos agresivos. Para aguantar 100 o siquiera diez piezas, se necesitaría habernos formado con docus y no con Hanna Barbera.

La doble moral aplica porque aveces los tratamientos son tan crudos que el efecto inmediato puede derivar en un amargamiento espontáneo acerca de nuestros actos. Aunque los directores dicen ver luces de esperanza, a nosotros nos toca solo destacar algunos recuerdos nada halagadores.

En "El asesino del Karma" por ejemplo o "Rabia Blanca", deleitosos asistimos a una cinematografía muy enriquecedora. Nos acercamos a la parte del miedo en el comportamiento de la raza humana. Se hace el retrato de la enfermedad mental, el del bully y se nos permite ver la fachada de barrios decadentes donde anida la tragedia como en la India o Brasil.

Hubo géneros como aquel de "Freightened. The real price of Shipping" que se trataba de un documental con un financiamiento superlativo y una consciencia en tanto a la irreparabilidad de del hiper consumismo. Aprendemos como miles de mega barcos y contenedores a diario son responsables de incuantificables emisiones a la atmósfera de partículas cuya liberación contribuye con el avance del calentamiento global. 

Ganó "La tortuga primordial" y fuimos hasta Japón siguiendo este animalito, aunque también seleccionaron un docu mexicano con buen apoyo, sino financiero, si político, pues reveló una diplomacia muy sutil en el registro de una tribu alternativa que se la pasa denigrándose en un parque de Canadá.

Ganó así mismo la pieza: "Jonás y el circo del patio", pues existe gusto por tratamientos conducente con la ficción light que hace el foco en la belleza de la infancia. Este gusto por los críos se miró en otra película mas terrible en otra categoría acerca del deporte. Las peores favelas de Brasil, sirven para señalar lo patético, la competencia, la droga, la miseria y la ilusión de un mundo posible.

El tema del docu olímpico plantea un negocio en la preparación de atletas. Los alemanes también se integran a una nueva esclavitud que jala a los africanos de su hábitat para ponerlos a trabajar en la explotación del dinero que se da a los ganadores de los maratones en el 1er mundo.

Hubo Found Footage dando también giros hacia el Cine Poesía. No sobró ambiente en otros talleres. #Cultura Ciudad de México #festival documental #docsmx