Un #Terremoto de 6,9 grados en la escala de Richter sacudió ayer la población de Japón a las 5:59 hora local. El epicentro se registró a 10 kilómetros de la costa de #Fukushima, a 200 kilómetros de la ciudad de Tokio. Las autoridades activaron el alerta por un posible tsunami, aunque no se verificaron olas de gran magnitud.

Aunque afortunadamente no hubo víctimas que lamentar, y sólo pocos daños materiales, los trenes del este del País fueron paralizados por algunas horas. Se registró un incendio en una refinería de petróleo en Iwaki. La población se alarmó ante la posibilidad de otro accidente nuclear como el de Fukushima en el 2011. Fueron cercadas las zonas litorales de Miyagi, Ibaraki, Iwate y Chiba.

Las centrales nucleares del #Japón septentrional están apagadas desde marzo del 2011. Funcionan unicamente un par en el sur del País. Existe un nuevo sistema de “shutdown” para las instalaciones. Después del terremoto de ayer, las autoridades han tranquilizado a la población asegurando que no se registró ningún tipo de mal funcionamiento en las centrales de Onagawa, Tokai Daini y Fukushima Daiichi.