El pasado proceso electoral en USA dejó ver entre otras cosas que la migración de extranjeros hacia aquel país es cada día mayor. Hispanos, musulmanes, africanos y más, son un conglomerado que crece en proporción geométrica, mientras la población norteamericana lejos de aumentar hace prever una tendencia negativa observando el fenómeno con el instrumento gráfico. A un mediano plazo su número total de habitantes dividido según orígenes y proyectado a 10 años, hará ver tendencias en su crecimiento que demostrarán que la población hispana será de entre el resto la mayor. Si Donald Trump tuviera capacidad para pensar, debiera tomar conciencia que el número oficial de sus gobernados a mediano plazo ya no representará la única base del desarrollo de su país.

El proceso electoral desde su inicio me decepcionó. Me pareció ilógico que habiendo prospectos respetables y preparados quedaran marginados para dar paso a un dueto de farsantes. Trump figuraba como la peor opción, pero también debemos aceptar que Clinton por su historial dejaba muchas dudas. De ahí mi primera conclusión: ambos contendientes son la imagen de un pueblo insensible, inculto y sin interés por la política.

Conforme Trump avanzaba hacía temer a todos. Cada día brillaba más por su espíritu fascista. Así mis perspectivas me llevaron a la conclusión que con Trump a los republicanos les sería imposible aspirar a ganar. No fue así y ahora solo nos queda esperar para observar cual vaya a ser la reacción del resto del mundo.

En torno a la Clinton ésta no supo eludir las avanzadas de su contrincante ni tampoco su historial que la exhibió como presa a perseguir por parte del FBI.

USA se distingue por su gran número de universidades, pero ¿qué porcentaje del gran total de sus jóvenes tienen acceso a ellas…? ¿Cuántas del total de esos centros de enseñanza son públicos…? ¿Qué se les enseña más allá de aquello que no signifique tecnología y negocios…? ¿Cuántos prospectos de cada 10 cuentan con recursos propios para pagar las escuelas particulares…? ¿Y qué con aquellos que finalmente no mostraron interés por acudir a centros de estudios superiores…?

Yo tuve la oportunidad de estudiar en USA y fui testigo de su pobreza moral aún con su economía de bienestar. También observé un número escalofriante de familias disgregadas y por ende la huida de adolecentes agobiados por una soledad que les invita a buscar refugio en el universo de las drogas. Me asustaba su racismo y el menosprecio por aprender y sentir lo que sucede en el resto del planeta. Resalta una población enferma y marginada que en su momento fue reclutada para integrar pelotones militares para estar presentes en guerras como la de Vietnam.

Y haciendo alusión a su racismo ahora resulta que muchos como Trump reniegan por la presencia de mano de obra proveniente de otras partes con el ánimo de encontrar trabajo y con ello cubrir los puestos vacantes que según los yanquis denigran a los suyos y sin hacer conciencia que por la calidad de su trabajo se tornan indispensables. Tal es el caso de un considerable número de latinos.

A ver Trump: ¿Ha Usted reflexionado sobre qué pasará por ejemplo a su agricultura en la ausencia de muchos pobrecitos que abandonaron su terruño para contar con unos cuantos dólares que les permitan cubrir la necesidades de sus familias…? Esos no son drogadictos, tampoco delincuentes ni violadores. Son seres humanos víctimas de las torpezas de los gobiernos que rigen en sus países.

A USA le será imposible avanzar sin la presencia de tantos “mojados”. Imposible esperar que blancos o negros que ahí nacieron los vayan a sustituir. La presencia de los primeros redundará en una creciente población latina que día a día se irá apoderando de un territorio norteamericano ya a esta fecha en vías de decadencia en parte gracias a la presencia de gentuza como Donald Trump.

@ap_penalosa #México