La actividad agrícola en países industrializados y en vías de desarrollo promueve el establecimiento de comunidades y centros poblados estables, dejando efectos positivos en el aumento de los índices de natalidad, debido a la existencia de sustentos alimenticios de origen natural, con su consecuente energía positiva en áreas como la producción, distribución y consumo.

Especialistas afirman que los primeros agricultores debieron crear poblados en lugares fijos, con el objetivo de esperar las cosechas. Esta actividad agrícola se inció en muchos países de manera incipiente, para luego expandirse y fortalecerse. Conjuntamente con el progreso de las técnicas de producción de rubros agrícolas, se generaron excedentes que estimularon el surgimiento de intercambios comerciales entre poblados.

Anuncios
Anuncios

Así como el crecimiento poblacional se ha intensificado gracias a la tarea agrícola, miles de campesinos enfrentan actualmente las inclemencias del cambio climático y sus consecuentes efectos nocivos en la pérdida de innumerables cultivos, debido entre otros factores, a la presencia de lluvias o sequías extremas que causan catástrofes. Sin embargo, los esfuerzos de muchos de campesinos en todo el orbe se concentran en lograr cada día una producción más abundante, sostenida y de mejor calidad, para enfrentar la pobreza y la escasez de alimentos.

Ayuda a los más necesitados

El auge agrícola interfiere en la creación de miles de puestos de trabajo formales e informales, lo que ayuda a muchos grupos humanos a sobrevivir con éxito. La producción de los cultivos depende de las condiciones climáticas y geográficas de las naciones, favorece el consumo interno de estos poblados y permite a muchas familias obtener sustento y un lugar estable para radicarse.

Anuncios

Son invaluables las ventajas que deja el desarrollo agroindustrial en las economías, aparte del incremento demográfico, también se destaca la organización de las familias en distintas actividades vinculadas con el agro, como el mantenimiento de los suelos, el proceso de siembra, el riego y la recolección y clasificación de los frutos. #Cultura #Animales #Ecología