Designado por el propio #Donald Trump para dirigir el Departamento de Seguridad Nacional de los EEUU (DHS), el general John Kelly aseguró, en su comparecencia de confirmación ante el Comité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado, que quienes cruzan frontera sur lo hacen para escapar de la violencia de sus países y agregó que es importante reducir la demanda de drogas desde los Estados Unidos con el fin de frenar el comercio ilegal y dijo que parte de la solución es “trabajar más estrechamente con nuestros países aliados”, destacando #México y los países centroamericanos.

Postura que evidentemente contradice lo dicho reiteradamente por el próximo presidente de los EEUU, Donald Trump, quien asegura que la solución a los problemas de la frontera con México es la construcción de un muro de aproximadamente 3 mil kilómetros, que es la longitud que tiene la línea fronteriza entre ambos países.

Anuncios
Anuncios

Dijo “una barrera de defensa física no hará el trabajo por sí sola. Debería ser completado con otros métodos y tecnología”.

El Departamento de Seguridad Nacional de los EEUU fue creado el 11 de septiembre a partir de los ataques terroristas a la ciudad de Nueva York. Entre sus funciones está evitar el terrorismo y controlar las fronteras.

El general retirado Kelly, quien también trabajó en el gobierno de Obama, expresó su apoyo al Plan para la Alianza de Prosperidad para el Triángulo Norte de Centroamérica, creado en el 2014 compuesto por Guatemala, Honduras y El Salvador.

“Los tres países del norte han diseñado un plan, la Alianza de Prosperidad; nosotros les ayudamos a desarrollarlo y ellos han puesto su propio dinero. Lo que verdaderamente quieren es inversión extranjera. Si hiciéramos eso por ellos, sería mucho mejor”, dijo el militar; y añadió que los EEUU pueden ayudar a los países de Centroamérica reduciendo la demanda de drogas.

Anuncios

Considera que si logran controlar la situación de la seguridad en esos países, llegaran inversiones y oportunidades económicas para la región; postura muy diferente a lo que Donald Trump ha planteado y muy similar a la del actual presidente Barack Obama.

Resaltó los logros de Colombia, y dijo que a quien dude de conseguir un cambio en Centroamérica, solo mire lo que Colombia ha hecho, y calificó al país Sudamericano como el mejor amigo de los EEUU en Latinoamérica. #Inmigración