Durante la primera quincena del mes de diciembre el presidente de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la #Salud y la Vida (Codevida), Francisco Valencia, aseguró que al menos 4 millones de pacientes se encontraban en estado crítico por la escasez de medicinas, de los cuales 250.000 padecen de enfermedades crónicas o congénitas.

A un mes de ese llamado de atención el panorama para estos pacientes ha empeorado, Valencia denunció que el Ministerio de la Salud cerró el 2016 sin realizar ni una compra de #Medicamentos esenciales ni de altos costos.

Esta situación ha hecho que las Organizaciones no Gubernamentales se preparen para optimizar la ayuda recibida desde otros países y están trabajando en estrategias para lograr atender a las regiones del interior del país, que son las más afectadas por la crisis.

Anuncios
Anuncios

El representante de la Federación Farmacéutica Venezolana, Freddy Ceballos alertó que la escasez de fármacos es de 85%, mientras tanto el Gobierno ha anunciado la activación del Motor Farmacéutico y convenios con otros países, pero los resultados aún no son percibidos por las personas que recorren a diario varias farmacias para buscar medicamentos, muchas veces sin conseguirlos.

Pero mientras esa ayuda llega el índice de muertes atribuidas a la falta de medicamentos e insumos médicos sigue en aumento. Al cierre del 2016 la tasa de mortalidad infantil llegó a 18,6 niños muertos por cada 1.000 nacidos vivos, durante ese año fallecieron 10.500 bebés y perdieron la vida un aproximado mensual de 64 madres según cifras del Ministerio de Salud.

Las muertes no sólo se han relacionado al deterioro del organismo de los pacientes, la psiquis de los venezolanos se ha visto afecta por la preocupación de no poder atender las patologías a tal punto de atentar contra su vida, el más reciente caso ocurrió el pasado 11 de enero en el estado Lara (Una región del centro occidente) cuando Luis Eduardo Pernía de 49 años de edad, paciente psiquiátrico, decidió lanzarse desde el tercer piso del edificio donde vivía por un ataque de nervios al no encontrar su tratamiento.

Anuncios

#Medicina