Tras la liberación del mercado internacional del sector textil, #China ha logrado aumentar las exportaciones de su producción hacia los países desarrollados y en vías de desarrollo, debido al bajo precio de la mano de obra asiática, su alta capacidad industrial, amplio abastecimiento de materias primas para la confeccción de mercancías textiles y a la fuerza laboral de ciudadanos chinos.

En los últimos años, las importaciones de productos textiles chinos en la Unión Europea, Estados Unidos y América Latina se incrementaron espectacularmente. La Organización Mundial de Comercio, OMC, ejecuta programas de reordenación del comercio mundial, que han de beneficiar a los países en desarrollo y a las naciones más ricas, permitiendo el acceso de los productos textiles chinos a estos mercados.

Anuncios
Anuncios

El sector textil da empleo en China a más de 19 millones de trabajadores, impulsando mejoras salariales y sociales a ciudadanos asiáticos, la capacidad de producción industrial de las empresas textiles asiáticas abastecen la demanda interna y es líder en las exportaciones a nivel mundial.

En virtud del amplio potencial textil de China, se han instalado empresas extranjeras en el país asiático, en su mayoría empresas multinacionales norteamericanas. China atrae capitales internacionales en un promedio de más de 1.000 millones de dólares semanales, debido a la apertura económica controlada y combinada con estímulos a la inversión y seguridad jurídica garantizada para los inversionistas foráneos.

Demanda energética

China es el segundo consumidor mundial de petróleo, después de Estados Unidos, con un promedio de 6 millones de barriles diarios.

Anuncios

Según el Departamento de Energía de Estados Unidos, se prevé que el consumo energético de China aumente 4,3% al año hasta el 2020, a un ritmo cuatro veces superior al de Estados Unidos o la Unión Europea, lo que incidirá según los especialistas, en una escalada de los precios del crudo.

Otro factor halagador de la economía del gigante asiático son las reservas de divisas, estimadas en más de 400 mil millones de dólares, las segundas reservas más altas del mundo después de las de Japón.

China ha aumentado de forma progresiva su presencia en el mercado de materias primas, lo que beneficia a América Latina, cuya complementaridad económica con el gigante asiático - especialmente en agroindustria, minería y energía - constituyen una gran oportunidad de desarrollo.

China depende sobre todo de Oriente Medio para abastecerse de petróleo, sin embargo, trata de diversificar sus fuentes de crudo en Rusia, las repúblicas de Asia Cetral, Indonesia y América Latina. En este sentido, Venezuela y México, son los principales productores petroleros latinoamericanos que se benefician con el alza de los precios del petróleo.

Anuncios

Sin embargo, la falta de preparación de los sindicatos de empresas latinoamericanas, los fabricantes y los propios Gobiernos de los países desarrollados y en vías de desarrollo ha generado tensión y desasosiego ante la imposibilidad de competir con los bajos precios de los productos Made in China. #Trabajo #México