A partir del 2 de febrero de 1999, cuando el ex-presidente venezolano Hugo Chávez Frías toma el poder se inició el plan de desarrollo económico y social de la nación, lo que implicó un proceso de cambios y transformaciones socio-políticas, con base en el modelo socialista del siglo XXI. A partir de la construcción de una nueva estructura incluyente, los anhelos del plan de #Gobierno consistían en enfatizar la inclusión social de todas las familias, independientemente de su status económico.

Las acciones emprendidas por el gobierno de Chávez estuvieron encaminadas hacia un nuevo modelo social, productivo, humanista y endógeno, que tenía como objetivo que todos los venezolanos vivieran en similares condiciones.

Anuncios
Anuncios

Para esta fase de la revolución bolivariana, el gobierno de Chávez esperaba poder transformar la debilidad individual en fuerza colectiva, reforzando la independencia, la libertad y el poder originario del individuo.

A partir de 1999, los ciudadanos venezolanos comenzaron a darse cuenta del cierre de numerosas empresas privadas, el estado eliminó la privatización y muchos inversionistas extranjeros se vieron en la necesidad de retirarse del país. Comenzó la nacionalización de las empresas básicas, en las cuales existían capitales foráneos invertidos, tal es el caso de la principal compañía telefónica nacional, las siderúrgicas, el sector eléctrico y algunas entidades bancarias.

El modelo productivo socialista instaurado por Chávez, tenía como objetivo la eliminación de la división social, de la estructura jerárquica y de la disyuntiva entre la satisfacción de las necesidades humanas y la producción de la riqueza subordinada a la reproducción del capital.

Anuncios

Economía sustentable

A partir de la aplicación de estas medidas, los venezolanos comenzaron a sufrir la pérdida de sus puestos de trabajo en empresas privadas, siendo el estado el máximo ente empleador de la fuerza laboral. Sin embargo, solamente el gobierno le daba empleo a las personas seguidoras del partido oficialista, mientras que a la gran masa de trabajadores que no estaban de acuerdo con el modelo de gobierno de Chávez no se les daba la oportunidad de trabajar.

Frente a esta realidad, empezó a expandirse la economía informal, muchos profesionales de dedicaron a trabajar como vendedores ambulantes, taxistas o en áreas de limpieza. Paralelamente se dio inicio al proceso de migración, miles de ciudadanos comenzaron a desplazarse hacia otros países en búsqueda de mejores condiciones de vida.

Mientras tanto, el gobierno chavista insistía en enfatizar la revolución bolivariana, suscribiendo contratos y acuerdos con Cuba para instaurar en Venezuela al modelo económico socialista y comunista, que aún persiste.

Anuncios

Tras el fallecimiento de el ex-presidente Hugo Chávez Frías, Nicolás Maduro Moros asumió el poder en 2013, prometiendo al pueblo dar continuidad al modelo productivo socialista iniciado por Chávez en 1999.

Desde esa fecha, los resultados del gobierno de Maduro no son alentadores. Con una alta inflación - cada día más descontrolada-, la devaluación del Bolívar, la caída de los precios del petrólero, el auge del desempleo, junto a la la alta escasez alimenticia y de medicamentos, el país enfrenta la peor crisis de su historia. Se evidencia en los venezolanos altos índices de desnutrición y pobreza crítica, que permiten prever para el año 2017 una mayor decadencia. #Inmigración #Congreso