En la primera sesión ordinaria del año legislativo 2017 el parlamento venezolano sometió a consideración la Declaratoria de Abandono del Cargo de Presidente de #Venezuela Nicolás Maduro. El orden del día fue sometido a conteo nominal a petición del diputado Juan Pablo García, obteniendo 106 diputados a favor de la declaratoria, quedando de esta manera aprobado con mayoría simple (se necesitaba la aprobación de 86 diputados como mínimo).

El argumento utilizado por la mayoría de los parlamentarios opositores al gobierno del país sudamericano fue el de haber incumplido con el mandato constitucional consagrado en el artículo 236 de la Constitución de esa nación, donde se señalan las funciones inherentes al cargo de Presidente de la República, lo que a juicio de los legisladores el presidente Nicolás Maduro no ha honrado con sus actuaciones como jefe de Estado de Venezuela.

Anuncios
Anuncios

Los diputados además acusaron al presidente Maduro de ser el responsable de la ruptura del hilo constitucional, violación de los DDHH y provocar la peor #Crisis de la historia republicana del hermano país. También se dejó saber que según lo que consagra la Constitución de Venezuela, los efectos jurídicos de la Declaratoria de Abandono del Cargo de Presidente son la separación inmediata del cargo y la convocatoria por parte del ente electoral (Consejo Nacional Electoral) a elecciones presidenciales en los próximos 30 días.

Respuesta oficialista

Sin embargo, el diputado oficialista y vicepresidente del partido de gobierno (PSUV) calificó en declaraciones hechas a medios nacionales, como ridículas y viciadas de nulidad todas las actuaciones del parlamento de mayoría opositora en cuanto a que se mantienen en desacato al Tribunal Supremo de Justicia por la incorporación de 3 diputados del Estado Amazonas que ostentan medidas cautelares emanadas de la Sala Electoral del máximo órgano de administración de justicia debido a la instauración de un supuesto fraude electoral.

Anuncios

Caso Amazonas

Por su parte el también diputado y secretario general del partido Movimiento Progresista, Simón Calzadilla, declaró que la Asamblea Nacional ya no está en desacato puesto que en la misma sesión de este lunes él mismo solicitó la votación para la desincorporación de los 3 diputados de Amazonas (militantes de esa tolda política) que llevan 13 meses esperando sentencia firme por parte del TSJ, al mismo tiempo que pidió celeridad por parte del ente administrador de justicia para este caso. #Congreso