El arribo de imigrantes latinos a Estados Unidos es un fenómeno social que se viene desarrollando durante décadas, debido a la precaria situación socio-económica que enfrentan países como Honduras, Nicaragua, Uruguay, México, #Chile, Cuba, Venezuela, Colombia, Argentina, Paraguay y Brasil. Miles de ciudadanos indocumentados llegan a USA con la finalidad de conseguir un trabajo digno que les permita mejorar su situación económica, con un nivel de educación básica, técnica o profesional, trasladándose con sus familias para alcanzar un mejor nivel de vida.

Los trabajadores estadounidenses aprovechan la mano de obra hispana para realizar trabajos de bajo nivel, como sirvientes, obreros, mesoneros, taxistas, niñeras, carpinteros y jardineros, entre otras ocupaciones que suponen bajo costo laboral para los empleadores.

Anuncios
Anuncios

El nivel de conocimiento del idioma inglés no es requisito para conseguir empleo, sólo basta tener una edad razonable y buena salud que le permita al trabajador hispano vender su fuerza laboral por pocos dólares. Con el transcurrir de los años y de acuerdo a su situación laboral, el gobierno americano les otorga a los inmigrantes la ciudadanía, con el objetivo de mejorar su documentación y ofrecerles a tarjeta del seguro social.

Estados Unidos afirma que los inmigrantes cuestan anualmente miles de millones de dólares al gobierno, dinero que es invertido en la educación de indocumentados, por poner en la cárcel a inmigrantes ilegales y costos médicos, mientras muchos estadounidenses manifiestan actitudes de racismo. Sin embargo, es invaluable el aporte de los latinos al mantenimiento y desarrollo de la economía norteamericana.

Anuncios

Anualmente trabajadores hispanos legales o indocumentados aportan miles de millones de dólares a la economía. Ciertamente ocasionan muchos gastos, pero aportan ingresos, consumen, crean puestos de trabajos, invierten, pagan impuestos de manera directa e indirecta y toman empleos que los estadounidenses no desean realizar.

¿Por qué crece el spanglish?

La imagen de Estados Unidos cambia progresivamente gracias a la elevado número de hispanos que aumenta cada día, no sólo en el aspecto económico, sino también en el ámbito cultural. La gran mayoría de los recién llegados a USA tienden a ser personas pobres, jóvenes, con poco nivel académico y escasa experiencia laboral. Luego de 10 años como residentes de Estados Unidos tienden a alcanzar un salario superior, en comparación al ingreso mensual de los norteamericanos nacidos en su propio país.

Según el Instituto Alexis de Tocqueville, los habitantes de las ciudades con más #Inmigración tienen menos pobreza y bajos niveles de criminalidad, que aquellos poblados con pocos inmigrantes.

Anuncios

Por otra parte, los americanos opinan que la inmigración genera sobrepoblación, le quita trabajos a los nacidos en Estados Unidos, contribuyen al descenso de los salarios y utilizan mucha ayuda gubernamental. Además, afirman que los hispanos no se adaptan lo suficientemente rápido a la sociedad y cultura norteamericana.

Mientras los gobiernos de los países latinoamericanos, desde México hasta Argentina no desarrollen políticas económicas, sociales, culturales y ambientales que beneficien a los trabajadores y a sus familias, continuará en alza el fenómeno de la inmigración hacia Estados Unidos, con las consecuentes ventajas y desventajas para los norteamericanos. #Barack Obama