La #Segunda Guerra Mundial ocurrida en #Europa entre 1939 y 1945, fue uno de los mayores cataclismos del siglo XX, que ocasionó la muerte de más de 50 millones de personas. Su origen se sitúa el 1 de septiembre de 1939, con la invasión de Polonia por parte de Alemania.

Casi seis años después, el 7 de mayo de 1945, se firmó la rendición alemana en el cuartel general estadounidense de Reims, en Francia. Esta acta militar instaba a las tropas alemanas a cesar los combates al día siguiente y a obedecer las órdenes que le fueran impartidas.

El 8 de mayo de 1945, el primer ministro británico, Winston Churchill, anunció oficialmente el fin de la guerra con Alemania, lo que puso fin a los combates en el viejo continente.

Anuncios
Anuncios

Luego del cese de la guerra, Europa padeció de situaciones complejas que afectaron la vida de los sobrevivientes. Durante un tiempo no hubo energía eléctrica, la comida era difícil de encontrar, no había transporte, ni vida organizada. Muchos hogares quedaron destruidos por los ataques aéreos, y casi todos lloraban la pérdida de seres queridos.

Tres años después del fin de la II Guerra Mundial, las políticas liberalizadoras y la reforma monetaria pusieron en marcha lo que llegó a conocerse como el milagro económico de Alemania. La recuperación fue lenta, reinaba aún la incertidumbre, el desempleo, la carencia de servicios médicos, miles de edificaciones permanecían destruidas y muchas familias vivían en condiciones de hacinamiento y pobreza.

Por su parte, en la zona soviética los avances fueron igualmente lentos en lo que respecta a la recuperación de la calidad de vida de los rusos, el proceso de mejora de la situación económica estuvo acompañado de una nueva forma de esclavitud.

Anuncios

El horror del holocausto

Los campos de concentración y exterminio sirvieron para asesinar a muchas víctimas inocentes durante la II Guerra Mundial. Estaban situados en Alemania y servían de "refugio" para los millones de judíos privados de libertad, quienes padecían de severas enfermedades contagiosas, hambre, carencia de medicamentos y asistencia médica, víctimas de la destruccion y la guerra.

Numerosas familias de origen judío vivieron durante años en estos campos de concentración, luchando para sobrevivir, mientras otras eran fusiladas cruelmente por militares alemanes pertenecientes al Partido Nacional Socialista Obrero Alemán de Adolf Hitler.

La II Guerra Mundial fue el resultado de las ambiciones militaristas de Hitler, que deseaba ampliar las fronteras de Alemania, a costa de los países débiles. Con este conflicto, la humanidad tuvo una amarga experiencia y vivió la posibilidad real del exterminio atómico de buena parte de la humanidad.

Alemania padecía malas condiciones socioeconómicas, producto de los efectos de las crisis de 1929 y la radicalización del sentimiento nacionalista alemán, que encontró su cauce en la consolidación del Pardido Nacional Socialista y en el ascenso al poder del nazismo, en 1933.

Anuncios

Con el nazismo, Alemania había logrado superar la crisis económica. En 1938, se colocó en segundo lugar entre los países industrializados del mundo, y los alemanes estaban conscientes de que para poder garantizar el crecimiento económico debían contar con un "espacio vital" en Europa. Estas ambiciones de poder ocasionaron millones de muertes, de niños, mujeres y hombres que dejaron huellas indelebles en la sociedad europea. #Atentado en Bruselas