Un día como hoy murió Vladimir Ilich Ulianov, mejor conocido como Lenin (1870 - 1924), principal dirigente de la Unión Soviética y primer teórico que intentó desarrollar el pensamiento de Marx en la práctica.

Anuncios

Personajes significativos de la #Política reciente han manifestado admiración por el revolucionario ruso que falleció a los 53 años a causa de una hemorragia cerebral, entre ellos el líder cubano Fidel Castro y el líder venezolano Hugo Chávez.

Anuncios

Por la vigencia que parece tener todavía el pensamiento leninista, proponemos pasar revista por parte de su contexto y parte de sus ideas.

Muchos activistas rusos se aproximaron en aquella época y en distinta medida a la tendencia marxista, uno de ellos fue Gueórgui Valentínovich Plejánov quien es considerado el fundador del marxismo ruso aunque poco a poco fue distanciándose del marxismo radical.

Otro destacado marxista de la época fue Karl Kautsky, quien se convirtió por su entendimiento de la historia y de la política económica en uno de los más influyentes teóricos del socialismo aunque tuvo diferencias significativas con el bolchevismo, recibiendo de Lenin fuertes insultos.

Ante las evoluciones del marxismo concretadas con la socialdemocracia alemana, el gigante incremento de la producción mundial a partir de 1870, la paradójica gran depresión de esos mismos años y el capitalismo de cartel surgió además el “revisionismo” de Eduard Bernstein.

Pero para el propulsor del marxismo - leninismo, tan importante era atacar al pensamiento "burgués" como atacar al pensamiento "pequeñoburgués" u "oportunista" que se encontraba en las filas revolucionarias pero que en el fondo obedecía a los intereses de una minoría.

Anuncios

Lenin quiso poner una estaca a la pata del elefante casi incontrolable que encarnaba para entonces el anhelo de Marx.

El legado científico de Marx en la búsqueda de una sociedad sin clases ni propiedad privada se convirtió en el sueño de muchos. Para Lenin, quien tal vez representa la mayor concreción y el más álgido desarrollo del pensamiento marxista, era más que un sueño, era una realidad que sólo requería de unos cálculos finales para hacerse plenamente palpable.

A diferencia de Hegel que creía en el Estado como conciencia del pueblo, Engels y Marx eran partidarios de que el Estado no es el reino de la razón sino de la fuerza y por ello es la confesión de que estas sociedades se han enredado consigo mismas en una contradicción insoluble. Según Engels y Marx, el Estado no podría ni surgir ni mantenerse si fuese posible la conciliación de las clases.

“Con la desaparición de las clases, desaparecerá inevitablemente el Estado. La sociedad, reorganizando de un modo nuevo la producción sobre la base de una asociación libre e igual de productores, enviará toda la máquina del Estado al lugar que entonces le ha de corresponder: al museo de antigüedades, junto a la rueda y al hacha de bronce” escribió Engels..

Anuncios

Lenin recuperó e hizo énfasis en esta perspectiva anti-estado, el fin último de la revolución debía ser entonces consolidar condiciones de participación e igualdad suficientes para que el Estado no hiciera falta.

“Nosotros nos proponemos como meta final la destrucción del Estado, es decir, de toda violencia organizada y sistemática, de toda violencia contra los hombres en general. No esperamos el advenimiento de un orden social en el que no se acate el principio de la subordinación de la minoría a la mayoría. Pero, aspirando al socialismo, estamos persuadidos de que éste se convertirá gradualmente en comunismo, y en relación con esto desaparecerá toda necesidad de violencia sobre los hombres en general, toda necesidad de subordinación de unos hombres a otros, de una parte de la población a otra, pues los hombres se habituarán a observar las reglas elementales de la convivencia social sin violencia y sin subordinación”.

En definitiva, hubo perennemente un debate punzante, crucial.

Y continúa. #internacional #Filosofía