El alto volumen de capitales destinados a impulsar los cultivos de arroz en el mundo, facilitan incorporar moderna tecnología y el trabajo de los productores, permitiendo que las siembras de este rubro alcancen considerable rentabilidad en relación a otros renglones productivos.

Anuncios

En la actualidad, el consumo de arroz es conocido en latinoamerica y en otros países, además de convertirse en un renglón agrícola generador de diversas fuentes de empleo e ingresos económicos para sus inversionistas.

Las potencialidades de este tipo de sembradíos son muy variadas y contribuyen a activar la actividad productora de empresas relacionadas con el agro. El arroz es muy sensible a plagas y malezas, por lo cual requiere el uso de fertilizantes y sistemas de riego especializados, en los cuales muchas empresas intervienen para prestar sus servicios.

Debido a su importancia y gran demanda, es común observar en muchas naciones procesos industrializados para producir arroz, sin embargo, en varios pueblos asiáticos su cultivo se realiza en forma rudimentaria, específicamente en aquellos donde existe una ancestral tradición de producción y consumo de cereal.

Desde la antigüedad

Algunos historiadores afirman que el origen de los cultivos de arroz se remonta hace unos 5.000 años y la expansión de estos sembradíos se atribuye a una variedad silvestre que crece a orillas de algunos lagos de La India, traslandándose posteriormente a #China, donde se cultivaba 3 mil años antes de Cristo. Estos cultivos fueron conocidos en Babilonia donde se sembraba en las riberas del Tigris y el Eufrates. En Australia también se conocen desde la antigüedad.

Europa comenzó mostrar interés por las siembras de arroz desde tiempos remotos, sin embargo, se debe a los árabes el inicio de los procesos de cultivos y consumo de grano en el Viejo Continente. El comienzo del período de conquista de tierras americanas, permitió el arribo del arroz al Nuevo Continente y sus antiguas formas de cultivarlo.

En la actualidad y debido a la diversificación de los instrumentos de producción, los mecanismos de siembra de estas cosechas se ajustan a nuevas técnicas y procedimientos tecnológicos contemporáneos, para lo cual cada día demandan más mano de obra especializada e importantes inversiones de capital. #internacional #Ecología