Una inesperada noticia ha despertado al mundo el 13 de febrero. Debido a daños en la #Represa de #Oroville, más de 180 mil personas han tenido que ser evacuadas. Esto es, pues, lo que han dado a conocer las autoridades.

A causa de una lamentable falla en el desagüe secundario en una represa del norte de California muchas personas que residen cerca de allí han tenido que dejar de manera forzada sus hogares, ya que dicho daño puede provocar grandes torrentes de agua, exponiendo así la vida de muchos.

Se trata de la represa de Oroville, que está ubicada a unos 75 km al norte de Sacramento, la capital de California. Se dice que las precipitaciones constantes pudieron haber generado la falla que ahora amenaza con inundar el lugar. Cabe destacar que la represa de Oroville es la más alta de Estados Unidos.

A pesar de las fuertes lluvias, las autoridades habían informado que no había ningún riesgo de colapso en la represa, pero las precipitaciones ocasionaron un terrible desgaste en uno de los bordes de concreto. El Centro de Servicios de Meteorología de California constató que el debilitamiento del aliviadero es latente, y que por ahora esperan que las lluvias cesen para evitar más desgaste en la sección de la represa.

Como medida de emergencia, los cuerpos encargados de la situación tuvieron que liberar unos 2830 centímetros cúbicos de agua del desagüe principal el domingo pasado para tener un descenso en los niveles de agua, y de esa manera controlar el flujo de agua que llega al desagüe auxiliar.

Por ahora, el flujo de agua del desagüe auxiliar, de acuerdo al Sheriff Kory Honea, se ha detenido; no obstante, para él hay muchas preguntas que responder. Por esa razón, no ha autorizado aún el regreso de las familias a sus hogares.

Durante el domingo todos los habitantes de las zonas adyacentes a la reserva de Oroville recibieron la orden de evacuación inmediata. Los primeros ciudadanos en ser evacuados fueron los de las zonas bajas y los de río abajo. En total, unas 20 mil personas. Las áreas que atendieron al llamado de alerta fueron Palermo, Gridley, Thermalito y otras cinco más.

Los habitantes del área obedecieron inmediatamente la orden al ser informados que una situación peligrosa había surgido y que existía grandes probabilidades de un derrumbe en el desagüe auxiliar, lo cual causaría que mucha agua proveniente del lago de Oroville afectara la zona.

La cadena KCRA tomó fotos aéreas del percance donde se observa claramente el flujo de agua incontrolado que salía del desagüe auxiliar hacia una represa secundaria antes de llegar al río Feather que cruza todo Oroville.

Desde luego, el gobernador de California ha desplegado un operativo de emergencia para proveer recursos. De acuerdo a un comunicado, el gobernador #Jerry Brown ve esta situación como complicada y cambiante, así que continúa a la expectativa de lo que pueda suceder. Ha estado en constante comunicación con todos los colaboradores y organismos que atienden el problema de la represa. Así mismo, aseguró que todos los recursos están siendo bien canalizados.