El impulso en América Latina de la actividad industrial realiza grandes contribuciones a las economías de países como Argentina, Brasil, #México, Chile, Colombia, Perú y Uruguay, sin embargo, esta expansión enfrenta algunos obstáculos como la falta de potenciales mercados internos, las trabas impuestas por algunos países industrializados o la resistencia de muchos inversionistas, quienes prefieren invertir en bienes raíces u otras áreas como el comercio.

De acuerdo a los aportes realizados por sociólogos, el crecimiento industrial en latinoamérica se concentra en determinadas ciudades, como Sao Paulo, Buenos Aires, Santiago o Monterrey, situación que ocasiona una desigual distribución de la población y de las actividades terciarias, como la distribución o publicidad.

En cuanto a los renglones industriales de mayor desarrollo, destacan los textiles procedentes de Argentina, Uruguay y Colombia; productos alimenticios provenientes de México, Chile y Brasil; petróleo y metalúrgica, originarios de naciones como Venezuela, Ecuador, México, Brasil y Argentina.

Sin embargo, es común observar que la demanda interna de estos países no absorben la totalidad de los productos o bienes que producen sus industrias, situación que abre paso a la #Exportaciones como una salida viable para asegurar la rentabilidad de las compañías fabricantes. Otro factor que interfiere en este comportamiento económico es la pérdida del poder adquisitivo de las monedas locales de cada país, resutado de alzas inflacionarias.

América anglosajona

En esta región, el comportamiento de la demanda sí favorece la economía y el crecimiento de la actividad industrial, la cual se localiza en las ciudades que surgen a lo largo de las principales rutas de comunicación, tal es el caso de Nueva Inglaterra, que destaca por su producción de textiles, calzados y rubros del sector metalmecánico. Nueva York participa activamente en el crecimiento industrial, a través de la confección de vestimentas, refinación de insumos petroleros y químicos. El estado de Pensilvania deja grandes aportes, en áreas como el hierro, acero, locomotoras y maquinarias.

Otro excelente ejemplo de aportes industriales, se observa en las ciudades de Pittsburgh y Cleveland, que destacan por su alta producción y comercialización de hierro, acero, neumáticos, maquinarias eléctricas y herramientas, automotores, pinturas, además de productos químicos. #Donald Trump