Nuestro país desde su nacimiento ha venido acarreando un sinnúmero de calamidades ya incrustadas profundamente en su cuerpo, al punto de estar cerca de conflictos que resultarán muy difíciles de solucionar en el transcurso del corto y mediano plazo. Más allá de su problemática derivada de lo que sucede en el plano internacional los desajustes en su interior hacen urgente una reorganización capaz de salvarlo de la debacle.

Ejemplos que podemos señalar: una falta de educación de calidad masiva, un campo abandonado y pobre, ausencia de conciencia de nacionalidad, patrioterismo y menosprecio a nuestras raíces. Pereza, abulia, desinterés por prosperar, cada día menos fuentes de trabajo frente a más demanda de las mismas derivadas de tantos deportados que tendremos que acoger.

Anuncios
Anuncios

Extranjeros que aprovechan nuestra indiferencia. Pésimos gobiernos, sindicatos amafiados, corrupción, ignorancia, abuso y cinismo por parte de los gobernantes, etc. Todo lo antes anotado estará acumulado en un saco en paralelo a un próximo proceso electoral previsto para arrancar y terminar en los años 2017 y 2018.

Para EPN Trump ha venido a ser una válvula de escape. Antes de que el segundo fuera nominado, la nación ya estaba inmersa en el hartazgo. Las declaraciones hechas por el Secretario de la Defensa Nacional en términos de un no rotundo a la presencia de un ejercito en las calles a muchos nos pusieron a temblar. Sonaban como advertencia que en mi caso me hicieron hasta suponer el surgimiento de un posible golpe de estado militar.

Así las cosas a estas fechas no sé realmente qué nos pudiera deparar el destino en un marco en el cual se da un panorama a mi juicio en extremo negativo.

Anuncios

Está claro que la realidad en el caso de todos nuestros partidos políticos hace ver que adolecen de prestigio. Con Enrique Peña Nieto el PRI fue a dar al traste y es de esperar que solo los incautos volverían a votar por él. Por el lado del PAN a partir del año 2,000 todo resultó en fracaso y no cuenta con elementos capaces de reivindicarlo. Me preocupa seriamente MORENA con López Obrador al frente. Se ha sabido mantener discreto pero bien sabemos que en sus afanes está muy lejos él y los que lo integran de abrir un camino para un #México mejor. Por el contario, seguramente sus acciones estarían orientadas a un populismo aberrante y demagogo. El PRD y los demás no atraen pero sí, sumados al PRI, al PAN y a MORENA todos en conjunto absorberán a manera de una esponja un dinero que debido a nuestras leyes electorales pasará a ser un desperdicio en detrimento de muchas otras urgencias que exhibe la nación. De ahí entonces mi pregunta: ¿Y por qué no dar paso a un camino a futuras elecciones que abra las puertas a personas preparadas y decentes dispuestas a trabajar a favor de un México que en relación a este tema es tan solo un basurero…?

Todo lo anotado suena fuerte.

Anuncios

Propicia temor y enojo. Pero se hace necesario tomar conciencia de la realidad, reflexionar y luego plantearnos un qué hacer.

Nunca es tarde para empezar. Tampoco para limpiar la casa. De no hacerlo ya y mientras más tiempo nos tardemos, el trabajo a realizar demandará esfuerzos extraordinarios que en proporción a nuestras energías resultarán insuficientes.

Conclusión: tomar lección de nuestros errores, igual de nuestras indiferencias e impaciencia, actuar sin egoísmos y no hacer las cosas a cambio de solo beneficios inmediatos. Debemos regalarle al país el tiempo necesario pero trabajando fuerte en paralelo y sin esperar cosechas de sembradíos que nos aportarán frutos acorde al tiempo que implique su desarrollo.

@ap_penalosa