El 23 de junio del 2016, 52% del pueblo británico votó a favor de la salida de la Unión Europea. El 29 de marzo pasado, el Embajador británico para la Unión Europea, Tim Barrow, entregó al Presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, la notificación escrita para comenzar el proceso del Brexit, después de que la Primera Ministra, Theresa May lo firmara un día antes. A este fin se aplicará por primera vez en la historia el #Artículo 50 del Tratado de Lisboa.

¿Qué dice y cómo se aplicará el artículo 50 del Tratado de Lisboa?

Según RTBF, la escueta cláusula de salida se introdujo para mostrar el carácter democrático de la Unión y el carácter voluntario de cada Estado miembro, estableciendo únicamente un proceso general a seguir, por lo que realmente no se pensaba en que alguna vez se aplicaría.

Anuncios
Anuncios

Una vez que se da luz verde para iniciar los procesos de este famoso artículo, los jefes de estado de la UE se reunirán para adoptar directrices para las negociaciones, lo que sucederá el próximo 29 de abril con los 27 países de la UE, sin el Reino Unido. Posteriormente se espera comenzar formalmente con las negociaciones en unos dos meses.

En el artículo se establece un período de dos años para lograr un acuerdo. Después de este tiempo, los tratados europeos ya no se aplicarán a GB, a menos que todas las partes estén de acuerdo en extender el tiempo de negociación. Cabe mencionar que el artículo 50 no es irrevocable y que el Reino Unido todavía puede cambiar de opinión y permanecer dentro de la UE.

Las negociaciones todavía no empiezan y ya existen desacuerdos: Theresa May, quiere tratar en paralelo las condiciones de salida y el establecimiento del estatus después de ésta, a lo que la Canciller Angela Merkel respondió con una negativa el 29 de marzo, declarando que estos dos procesos deben de ser realizados por separado ya que las negociaciones para el estatuto durarán mucho más tiempo, además de que requerirán un proceso de ratificación mucho más amplio, a comparación de las negociaciones de salida.

Anuncios

¿Qué desafíos?

Algunos de los principales desafíos son:

  • El precio del divorcio: GB tendrá que pagar algo en representación de los compromisos de Londres, como parte del presupuesto de la UE hasta 2020. Se estipula que la suma a pagar rondaría los 60 billones de euros, pero mucho depende de qué principios contables se apliquen.
  • Ciudadanía: este es uno de los puntos más delicados puesto que concierne a millones de personas en el continente Europeo. Theresa May desea endurecer su #política de fronteras para controlar mejor quién entra al país. De acuerdo con The Guardian, GB ha declarado que no garantizará los derechos de residencia en curso de los ciudadanos de la UE que actualmente viven en su territorio, mientras sus nacionales no reciban garantías similares. Sin embargo, la economía británica se vería afectada sin inmigración (proveniente de UE o de otros países), en áreas como agricultura, restaurantes, hoteles y hospitales.
  • Comercio: más allá de los tratados de comercio con la UE existe un riesgo internacional, ya que según declaraciones del gobierno de Japón, éste retirará sus grupos industriales del país en caso de que las negociaciones con la UE no resulten adecuadas.

Lo que es seguro es que las negociaciones se anuncian complicadas y las discusiones acaloradas.

Anuncios

Siendo sus consecuencias, aunque todavía nebulosas, de gran impacto en varios países, ámbitos y generaciones. #Brexit