El profesor Robert Kelly y su esposa, cuyos hijos interrumpieron recientemente una #Entrevista con la #BBC sobre el Presidente de Corea del Sur, al fin rompieron el silencio sobre el #Video que los hizo famosos a nivel global y aseguran que están abrumados con tanta popularidad.

La razón por la que los niños entraron al cuarto donde Kelly (experto en relaciones en Asia Oriental) dio su entrevista fue porque a él se le olvidó cerrar la puerta de su oficina con seguro.

"La mayoría de las veces vienen detrás de mí después de que esa puerta se cierra con seguro", dijo Kim Jung-A, la esposa de Kelly, al Wall Street Journal, "pero esta vez no lo hicieron, vieron que la puerta estaba abierta y para mí fue un caos".

Anuncios
Anuncios

"Cometí un pequeño error que convirtió a mi familia en estrellas de YouTube", dijo Kelly, "es algo ridículo".

De acuerdo con el WSJ, el video tuvo un total de 84 millones de visitas sólo en el perfil de Facebook de la BBC.

Inmediatamente después de la fallida entrevista, Kelly dijo al Wall Street Journal que a él y a su esposa les preocupaba que la BBC nunca lo volviera a contactar tras el incidente. Incluso mandó un correo a la cadena disculpándose por lo sucedido, pero lo que le respondieron fue que si podían publicar el video en internet. Al principio Kelly se negó pero finalmente dio permiso para que lo hicieran.

Anuncios

La familia se sintió abrumada con tanta atención, al punto en que Kelly tuvo que poner su celular en modo avión. "Hubo un momento en el que lo evadimos porque no sabíamos qué hacer", dijo.

La pareja no castigó ni regañó a sus hijos por lo sucedido. "Fue algo muy tierno", dijo Kelly, "sí estaba muy preocupado pero también quiero que mis hijos se sientan cómodos cuando se acercan a mí".

El video en el que los niños interrumpen la entrevista tuvo diversas reacciones por parte del público. Aunque muchos lo tomaron con humor, hubo también bastantes críticas por la reacción de Kelly, además muchos asumieron que la mujer que entró al cuarto era la niñera.

En el nuevo video, donde Kelly explica lo sucedido, dice que su reacción fue una mezcla de sorpresa y de estar avergonzado, pero también de amor y cariño.

"Mi esposa hizo un gran trabajo manejando una situación completamente inesperada e hizo lo mejor que pudo, fue gracioso. Si ves el video yo estaba luchando para no reírme. Son niños pequeños y así es como son las cosas".

Para ellos lo más importante es que las personas puedan reírse de esta situación y verlo como algo normal que pasa en cualquier familia.