Este viernes, la canciller alemana #Angela Merkel visitó la Casa Blanca pero no recibió una bienvenida amigable.

En un video, que ya es viral, #Donald Trump parece ignorar a Merkel mientras posan para los fotógrafos en el Salón Oval.

Anuncios

.

Anuncios

Luego que los fotógrafos les pidieron un apretón de manos para las cámaras, Merkel se inclinó para preguntarle a Trump lo mismo. El video muestra claramente cómo el presidente ignora no sólo a los fotógrafos, también a la canciller, ni siquiera la voltea a ver o le responde. No es muy claro si Trump no escuchó lo que decían o decidió ser arrogante.

Sin embargo, esta mañana el presidente sí le dio la mano a la canciller cuando ella llegó a la Casa Blanca.

Cuando los periodistas le preguntaron a Trump sobre su #encuentro con Merkel, él respondió "muy bien" y que hablaron de muchas cosas, algo que ella corroboró.

No es de sorprenderse que Trump tenga momentos incómodos frente a las cámaras.

Anuncios

Recientemente, cuando se reunió con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, fue el canadiense quien dudó en estrechar la mano del presidente.

El pasado entre Trump y Merkel tampoco ha sido muy amigable. Durante su campaña presidencial, Trump dijo que "Merkel está arruinando a Alemania" con su política de refugiados, una ideología completamente opuesta a la que hoy tiene el gobierno de Estados Unidos. Sin embargo, pocos meses después se contradijo y aseguró que Merkel es la líder extranjera que más admira.

En el encuentro de hoy, Trump dijo ante la canciller que la "inmigración no es un privilegio, es un derecho" y que la protección de los ciudadanos debe ser prioridad; se les debe proteger de quienes difunden el terrorismo, extremismo y la violencia en el país.

Merkel respondió que Alemania seguirá recibiendo a quienes realmente necesitan protección, aunque estuvo de acuerdo en la necesidad de controlar a la inmigración ilegal, algo que también se ha endurecido en Alemania.

Unos días antes de ser elegido presidente, Trump arremetió contra la Unión Europea, en especial contra Merkel, y repitió que es un gran error acoger a todos los ilegales. A esto la canciller dijo que los europeos "no necesitan consejos".

Ahora, en su primer encuentro desde que Trump asumió la presidencia, Merkel remarcó que tienen opiniones distintas pero que han trabajado de forma conjunta y tratado de buscar puntos y tareas en común.