El ataque químico realizado en ##Siria, que hirió y causó la muerte de decenas de personas entre los que se encontraban niños y ancianos, ha consternado al mundo entero.

La condena de todos los gobiernos, no se ha hecho esperar al subrayar el cruel acto de muerte en contra de la población civil.

Nadie se ha atribuido el acto y los gobiernos de Damasco y Moscú, se desligan y niegan su participación en los hechos.

Mientras la comunidad internacional reprueba y condena los hechos cometidos en #Siria, el gobierno de Estados Unidos lo considera un acto reprobable el cual no debe de ser ignorado.

El hecho es que el uso de armas químicas para controlar o atacar a una población o un país, es un acto de guerra que debe de ser tomado con la debida seriedad y objetividad por los gobiernos y las autoridades de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ya que podría convertirse en el inicio de una serie de actos terroristas incontrolables a nivel mundial.

Anuncios
Anuncios

Desafortunadamente en un mundo radical en donde se anteponen los intereses religiosos y económicos antes que los de la sociedad civil, este tipo de actos se presentarán con mayor frecuencia en cualquier rincón del planeta. #Terrorismo