Juchitán, Oaxaca. El día de ayer reanudaron vuelos desde la Ciudad de México hasta el Istmo de Tehuantepec. Después de la alegría y expectativa causada por el primer vuelo, el hecho de que una sola compañía, Aeromar ofrezca servicio, como lo venía haciendo hace años cuando el enlace se realizaba entre Salina Cruz y la capital del país, al ser una sola línea aérea, las tarifas son caras, aunque en la primera semana y para celebrar tal hecho, existen precios de oferta.

De la Ciudad de México a Cd. Ixtepec, el costo del viaje es de mil 273 pesos, mientras el de retorno será de mil 30 pesos, aunque la empresa ya informó que el precio definitivo será de mil 700 pesos a partir del seis de mayo.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, el servicio de taxi desde el remodelado y ampliado aeropuerto militar que ahora es mixto, tiene tarifas excesivamente caras, pues a pesar de encontrarse a solo minutos de esta ciudad, el viaje en taxi es de 250 pesos, mientras que al puerto de Salina Cruz, donde antes había vuelos, será de 800 pesos, en el servicio de taxis Beeuu Cubi (mes nuevo en zapoteco).

La línea aérea informa que tiene 16 #Aviones tipo ATR-42/-ATR 42 y ATR-42-ATR72, con una edad de 18.2 años y en ellos ha venido dando servicio, en su momento, también al istmo de Tehuantepec, De acuerdo a lo que informa la periodista Diana Manzo, en su reseña para La Jornada, es el primer vuelo desde hace 17 años de la capital del país hasta la región del Istmo de Tehuantepec.

Originalmente, los vuelos eran justo del entonces Distrito Federal hasta Cd.

Anuncios

Ixtepec, en el aeropuerto militar que ahora se amplió y posteriormente tales viajes fueron cancelados para realizar los enlaces de la capital hasta el puerto de Salina Cruz, donde existe una pista de aviación de la marina.

Al anunciarse la remodelación del aeropuerto de la base aérea militar número dos, se había dicho que estaría listo para su operación en el año 2018, pero las gestiones realizadas por el gobernador Alejandro Murat Hinojosa para conseguir recursos y adelantar los tiempos dieron resultado. En febrero de este año, el propio mandatario estatal vislumbraba que en los seis meses siguientes, es decir, agosto de este año, podría haber entrado en operación.

Sin embargo, solo bastaron dos meses para que finalmente fuera toda una realidad y ante la alegría de muchas personas que ahora estarán en la posibilidad de realizar viajes a la capital del país en avión, esperando que la competencia impacte en las líneas de autobuses y éstas puedan disminuir sus tarifas. #Bancos #El despertar de Regina