Un nuevo episodio de muerte, sangre y miedo enluta el mundo de la música. Un kamikaze atacó el concierto de la cantante norteamericana de origen italiano, Ariana Grande, ayer en la noche durante su exhibición en el estadio Manchester Arena. Hasta ahora el saldo mortal es de 22 fallecidos, mientras quedan aún por ubicarse 12 personas y hay 59 heridos.

Tras la pista jihadista

Se trata de un ataque terrorista de matriz islámica, según las primeras investigaciones de la policía británica y norteamericana. El Estado Islámico ya reivindicó el ataque, como es costumbre, a través de las redes sociales. Además, fue identificado un tweet en el que un fanático de la organización extremista festejaba el ataque cuatro horas antes de que el mismo ocurriera.

Anuncios
Anuncios

Muchas de las cuentas que celebraron la tragedia o que hacían apología a la violencia en contra del Occidente fueron clausuradas y están siendo investigadas por las fuerzas de seguridad e inteligencia.

Concierto bañado de sangre

“Estoy en estado de shock, destruida. Desde lo más profundo de mi corazón, lo siendo realmente tanto. No tengo palabras”. Con estas palabras publicadas en su perfil Facebook, Twitter e Instagram, #ariana grande comentó el atentado. La artista decidió suspender todos los conciertos de su gira.

El horror comenzó a las 10:30 de la noche. Ariana había terminado de interpretar la última canción del repertorio y los asistentes se disponían a dejar el estadio. En ese momento se sintió una explosión. El pánico se desató entre el público. El lugar tiene capacidad de alojar aproximadamente 21.000 personas.

Anuncios

La edad de los asistentes era entre 16 y 22 años.

Una posible red de cómplices

Luego de pocos minutos de la explosión, la Greater Manchester difundió un mensaje en el que le pidió a los ciudadanos que se mantuvieran alejados de la zona cercana al estadio en el que se llevaba a cabo el concierto. La estación del metro Victoria, que era a pocos pasos de allí, fue cerrada, y todos los demás medios de transporte fueron temporalmente suspendidos. Según los testigos, el humo denso tenía un olor a explosivo. Inmediatamente expertos de material inflamable se presentaron en el lugar, en búsqueda de otras posibles bombas. Al parecer, un hombre de 23 años fue detenido por el atentado y se está estudiando la posibilidad de que haya tenido cómplices en el ataque, además del kamikaze.

Suspendida también la campaña electoral

La cadena de televisión inglesa BBC ha confirmado que están en curso las investigaciones por parte de la North West Counter Terrorism Unit. También están algunos miembros de Scotland Yard.

Anuncios

La premier británica Theresa May envió en horas de la noche un mensaje de solidaridad y afecto a los familiares de las víctimas de la explosión en el Manchester Arena. May confirmó que se está analizando el hecho como “un horrible acto terrorista”. Los portavoces de Downing Street no han dado más detalles pero un portavoz del Partido Conservador aseguró que la campaña por las elecciones en el Reino Unido será suspendida por los momentos a causa de la tragedia. El gobierno inglés convocó con carácter de urgencia esta mañana un Consejo de Ministros y al comité de emergencia Cobra para evaluar lo sucedido y tomar previsiones. Por los momentos, todos los mítines y las reuniones de los partidos programadas serán reenviadas hasta nuevo aviso.

El ataque en Manchester ha aumentado el nivel de alerta durante la visita de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, junto a su hija Ivanka Trump y la esposa Melania en Roma y en la Ciudad del Vaticano.

Algunos expertos creen que el ataque en Manchester responde a la participación del Reino Unido en la ofensiva militar en contra del Estado Islámico en Raqqa en Siria. #Terrorismo