Una nueva mutación del virus informático WannaCry , que afectó a más de 179 países alrededor del mundo, fue revelada por autoridades de China a través de un comunicado. Desde Pekín, capital de la nación asiática, las autoridades informaron que la mutación del malware saltó por sobre las medidas de seguridad que se implementaron luego del primer ataque del viernes pasado.

Igualmente, autoridades de esa nación llamaron a los usuarios a tomar medidas para evitar la propagación del virus, tales como mantener actualizados los equipos.

Ataque evitable

Al respecto, la empresa multinacional Microsoft anunció que la actualización que permitía reparar la brecha aprovechada por WannaCry para actuar e infectar los equipos, fue puesta a disposición del público el pasado 14 de marzo.

Anuncios
Anuncios

Por su parte, el presidente de Microsoft expresó, también a través de un comunicado, su preocupación por lo que a su juicio es un fallo de seguridad de datos que deberían encontrarse en resguardado por los gobiernos. Aseguraron igualmente que más de 3.500 ingenieros están trabajando en pro de prevenir las amenazas informáticas

También alertó sobre el papel que deben tomar los usuarios en cuanto a la actualización de los sistemas, indicando que los métodos usados por la criminalidad cibernética tienden a convertirse en cada vez más sofisticados.

Cifras en China

Aún cuando en principio autoridades de #China se mostraron herméticas en cifras de los equipos afectados por el ciberataque, un análisis de Qihoo 360, compañia antivirus de la nación asiática, informó que son 29.372 las empresas y organizaciones las afectadas por WannaCry.

Anuncios

Uno de los grandes afectados por el malware fue la petrolera estadal, PetroChina, que desconectó los sistemas informáticos de 20.000 gasolineras en todo el país por el ataque. Usuarios debieron pagar en efectivo durante varias horas, aunque ya el sistema volvió a la normalidad.

Alarma global

Otro de los datos alarmantes de este #Ciberataque es que expertos indican que es la propia Agencia de Seguridad Nacional (NSA) la causante del ciberataque, al ser la desarrolladora de las herramientas que se usaron en el mismo. El virus virtual, conocido también como malware, atacó impidiendo a los usuarios el acceso a los archivos de la computadora, y solicitando un "rescate", pagadero en "bitcoins", para poder acceder a los archivos.

Los primeros casos se registraron en el Reino Unidos, principalmente en centros de salud, pero rápidamente se propagaron alrededor del mundo. La empresa de seguridad Karsperski contabilizó en más de 40 mil los ataques registrados el pasado viernes.

Por su parte, la primera ministra británica, Theresa May, también el viernes, destacó que el ataque fue a nivel global y no sólo en el Reino Unido.