La situación en el Reino Unido está lejos de ser tranquila. El atentado que ocurrió el lunes en el Manchester Arena en medio de un concierto de la artista estadounidense Ariana Grande y que dejó la lamentable cifra de 22 fallecidos, tiene bastante preocupadas a las autoridades británicas, debido a que las últimas investigaciones arrojaron que el autor del crimen, Salman Abedi de 22 años, actuó en nombre de una célula yihadista.

El miedo y la preocupación por un posible segundo ataque, obligó a que desde Londres dieran la orden de blindar gran parte de las calles con militares para evitar sufrir algún tipo de ataque a lo largo de país.

Anuncios
Anuncios

Según los últimos informes, por ahora hay cerca de 1000 uniformados desplegados en las calles, cifra que aumentará con los días y llegará a 5 mil. Para la denominada "Operación Temperer", el ejército actuará bajos las órdenes del cuerpo de policías.

Esto debido a que el Joint Terrorism Analysis Centre, un organismo independiente que lucha contra el #Terrorismo, decidiera incrementar el estado de alerta crítico en el país.

Para el ministro de defensa del país, Michael Fallon, quien aprobó la medida "esto significará que la policía armada, por primera vez, pueda ser relegada de sus funciones para poder reforzar otros puntos claves".

Algunos de los puntos claves en los que estará la milicia británica serán el Parlamento, algunas embajadas, el Palacio de Buckinham y el número 10 de Dowing Street.

Anuncios

Además de algunos eventos con gran flujo de gente que están agendados para los próximos días como la final de a FA CUP, que se jugará este fin de semana.

Otra medida que se acordó en el Parlamento, fue la suspensión momentánea de las visitas turísticas al palacio de Wesminster y tampoco podrá haber espectadores en el cambio de guardia del Palacio de Buckingham.

Las inéditas medidas de seguridad que ha adoptado la Primera Ministra del país, Theresa May, han llegado a al nivel que incluso decidió reforzar la seguridad en algunas estaciones de metro. De hecho, han aumentado la frecuencia de las patrullas de seguridad para evitar el ingreso de algún sospechoso y además los miembros la Policía de Transporte Británica, han sido obligados a usar chalecos que aumenten su visibilidad.

Las extremas precauciones que ha tomado la Premier han sido un gran foco de críticas por parte de sus opositores, quienes la acusan de estar aprovechando la tragedia para ser reelegida en las próximas elecciones que están momentáneamente suspendidas, pero que estaban fijadas para el 8 de junio de este año.

Anuncios

La principal razón de la acusación por parte de sus detractores se debe a que cuándo fue ministra del Interior en el mandato de James Cameron, May se negó rotundamente a sacar a los militares a las calles para los atentados de 2005 en el metro de Londres que dejó 52 muertos.

El padre y el hermano de Salam Abedi, detenidos por sospechosos

Debido al incremento de seguridad, la policía suma ocho detenidos considerados sospechosos y posibles cómplices del atentado.

Dentro de ellos figuran el hermano del autor de la masacre, Hachim Abedi de 20 años, quien aparentemente sabía de las acciones que realizaría su hermano en el concierto de Ariana Grande. Además el padre de Salam, Ramadan Salam también fue detenido.

Tanto el hermano como el padre fueron arrestados en Libia, según informó la agencia de noticias AFP, el progenitor del kamikaze trató de disuadir a su hijo para que no viajara a el Reino Unido, pero el joven terrorista hizo caso omiso y de igual forma viajo hasta Manchester para inmolarse en nombre de una célula yihadista, a quienes las autoridades continúan investigando.