Chelsea Manning, quien se llamaba Bradley Manning y fue culpable de la mayor filtración de información diplomática y militar clasificada de EEUU, fue puesta en libertad luego de permanecer siete años en la prisión militar Fort Leavenworth, situada en Kansas, Estados Unidos.

Aunque se esperaba que Manning, de 29 años, permaneciera en la cárcel hasta 2045, Barack #Obama conmutó su sentencia poco antes de finalizar su mandato, en enero de 2017.

Filtración en cifras

Fueron cerca de 700.000 o más los documentos clasificados que filtró Manning, quien se desempeñaba como analista militar y tenía acceso a los archivos, entre los que se encontraba información sobre la intervención de Estados Unidos en las guerras de #Iraq y Afganistán.

Anuncios
Anuncios

Manning filtró documentos, videos y cables en 2010 a Wikileaks, que hasta ese momento era una organización prácticamente desconocida.

Uno de los archivos que más disparó las alarmas de la opinión pública fue el video tomado en 2007 por un helicóptero Apache de EE.UU., en el cual se observa cómo se disparaba un misil contra insurgentes iraquíes, resultando muertas más de una decena de personas civiles.

La condena

Manning fue apresado en mayo de 2010 en Bagdad por el comando de Investigación Criminal del Ejército de los Estados Unidos.Luego fue trasladado a Estados Unidos para afrontar el proceso militar.

La exanalista fue sentenciada en 2013 a 35 años de prisión, por la filtración de documentos clasificados. Aunque se declaró culpable de los 10 de 22 cargos que se le imputaron, señaló que nunca fue su intención poner en riesgo la seguridad del país.

Anuncios

De Bradley a Chelsea

Poco después de conocer la condena, Manning anunció que comenzaría a vivir como mujer y cambió oficialmente su nombre a Chelsea Elizabeth en abril de 2014. En 2015 se le concedió tratamiento hormonal.

Según recomendaciones de los psicólogos tratantes, Manning debería recibir cirugía para cambio de sexo. Pero, en 2016 intentó atentar contra su vida por la negación del gobierno a recibir un tratamiento adecuado a su identidad sexual, según indicaron sus abogados.

También fue protagonista de una huelga de hambre, en protesta por la falta de garantías en cuanto a la reasignación de sexo recomendada por sus psicólogos.

A pesar de la condena, el presidente Obama conmutó la sentencia en enero, poco antes de finalizar su mandato, permitiendo que Manning saliera en libertad décadas antes de lo esperado.

Al respecto, la exanalista indicó al recibir la noticia, a través de la red social Twitter, que la libertad "era como un sueño, pero ya estaba aquí" y era una razón para "mantenerla viva"".

Anuncios

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó a Manning de traidora. Sin embargo, ha recibido apoyo de celebridades, que incluso hasta llegaron a realizar un álbum digital que cuesta 25 dólares, llamado Abrazos para Chelsea. El álbum cuenta con la participación de artistas con orientación de izquierda como Tom Morello y Thurston Moore.

Asimismo, cientos de estadounidense la ven como una activista que logró revelar las muertes de civiles que causaron los bombardeos en Iraq y Afganistán.

Se presume que Manning se alojará en la casa de un familiar en Washington. Un portavoz militar indicó que sigue siendo empleada militar, aunque sin salario pero con seguro médico. #Wikileaks